Resorts para esquiar cerca de Albuquerque

A una elevación de 5.000 pies, Alburquerque está a suficiente altitud para recibir una tormenta de nieve invernal ocasional y muchas noches frías de invierno. Agrega varios miles de pies más a la elevación y ahora tienes lugares que pueden tener una industria basada en la nieve de invierno como una pista para esquiar en nieve. Este escenario explica la existencia de resorts de esquí no solo en la parte del norte del estado, cerca de la frontera con Colorado, sino también en las altas montañas del sur.

Buen lugar para esquiar cerca de Santa Fe

Santa Fe, la capital de Nuevo México, ofrece actividades para esquiar en el área Santa Fe Ski Area, un resort de esquí popular ubicado en las alturas de las montañas de Sangre de Cristo, más arriba que el pueblo. Con pistas de esquí que pasan los 12.000 pies de elevación y una divertida ciudad ubicada en la base de las montañas, quienes esquían en Santa Fe obtienen lo mejor de dos mundos. Aquí encontraran esquí que los rete durante el día combinado con un área urbana llena de buenos restaurantes y una vida nocturna de calidad.

Un resort para esquiar de indios

Aunque en algún momento, muchas partes del sureste le tenían miedo a las montañas Apaches, se han desarrollado para tener negocios como una forma de supervivencia y prosperidad en el mundo contemporáneo. De sus diferentes opciones de negocios, el área de esquí Ski Apache cerca de Ruidoso podría ser la más única de esta banda nativa del suroeste. Ubicado en una montaña muy alta en el sur de Nuevo México, este resort puede ofrecer esquí bajando de altas montañas junto con un área plana que es un desierto semi-árido Gracias a la Sierra Blanche de 12.000 pies de altura, quienes esquían pueden probar sus habilidades en las muchas inclinaciones que Ski Apache ofrece.

Justo en las afueras de Alburquerque

La Montaña Sandía es el área de esquí del pueblo de Alburquerque. Como Santa Fe y Taos en el norte, quienes esquían encontrarán actividades para esquiar en grandes altitudes justo afuera de otra ciudad de Nuevo México que puede mantener a las personas entretenidas en una noche fría de invierno. El área de esquí tiene una bajada de 10.000 pies en donde se encuentra un restaurante popular. De este punto, descienden varios caminos al hospedaje que está a 8.500 pies. Es restaurante y la pista también están abiertos en verano, cuando muchos hacen el viaje para cenar y ver el atardecer sobre el paisaje de Nuevo México.

El secreto mejor guardado de Nuevo México

La Montaña Pajarito, ubicada al oeste de Los Álamos en las Montañas Jemez podría cumplir con su frase célebre “El Secreto Mejor Guardado de Nuevo México”. Ubicado en el Bosque Nacional de Santa Fe, al oeste de Alburquerque, este puente de montañas ofrece bajadas de longitud media. También puedes esquiar en el bosque nacional cercano. Para evitar las multitudes de las grandes montañas justo afuera de Alburquerque, Santa Fe y Ruidoso, quienes esquían pueden venir a este resort ubicado justo al oeste de Río Grande.

Esquiar en Caldera

Una caldera es un valle cóncavo que queda en el cráter extinto de un volcán. Sucede que una de las calderas más grandes del mundo está en Nuevo México, no muy lejos de Alburquerque. Para el año 2000, la Caldera Valles es una Reserva Nacional, y como resultado, el área está administrada por el Servicio Nacional de Parques. Esta región tiene la suficiente elevación para que el gran valle permanezca cubierto por nieve la mayor parte del invierno. Es un gran lugar para probar un par de esquís nórdico o zapatos de nueve y explorar la red de caminos de invierno.

Más galerías de fotos



Escrito por henri bauholz | Traducido por laura gsa