Resoluciones, sí. ¿Y ahora qué?

Es fácil hacer promesas para ti mismo, pero los expertos dicen que el desafío real radica en mantenerlos.

¡Este nuevo comienzo es ideal para que no dejes pasar tus promesas!

Si estás esperando el día perfecto para comenzar a hacer ejercicio o limpiar el garaje, entonces nunca va a suceder. El truco es hacer algo, no importa cuán pequeño sea, tienes que continuar haciéndolo y, en poco tiempo, habrás logrado tu meta.

— Hinda Dubin, coordinadora del entrenamiento de terapias psicosociales de University of Maryland, Baltimore.

Si eres como muchas de las almas intrépidas, haz hecho un par de resoluciones. Esto se debe a que el año nuevo te brinda la oportunidad perfecta para hacer un nuevo comienzo y mejorar tu vida. Y con la inactividad provocada por el clima de invierno combinada con el exceso de comida que, sin duda, es parte de la temporada de vacaciones, no es de extrañar que la salud, la alimentación y el gimnasio están en la parte superior de la mayoría de las listas de cosas para hacer. Entonces, ¿qué te trae este año? ¿Quieres perder 50 libras? ¿Correr una maratón o dos, quizás? Tus intenciones pueden ser muy buenas, pero ya sabes qué dicen de las intenciones. Podría ser el tiempo de tomar otra perspectiva de aquellas resoluciones y realmente hacer que funcionen para ti.

Acción antes de motivación

La Dr. Hinda Dubin, la profesora clínica asistente de psiquiatría y, además, coordinadora del entrenamiento de las psicoterapias en la University of Maryland, Baltimore, está en desacuerdo con la noción que establece que la motivación conduce a la acción. Cuando se tratan de resoluciones, ella dice, "la acción precede a la motivación".

"Si esperas el día perfecto para comenzar a hacer ejercicio o limpiar el garaje, entonces nunca va a suceder", comentó también. "El truco es hacer algo, no importa cuán pequeño sea, y continuar haciéndolo ya que, dentro de poco, alcanzarás tu meta".

Dubin también recomiendo hacer dos resoluciones: una física, como perder peso y otra más espiritual, como ser más bueno con los demás.

La meta física, generalmente, es más fácil de medir. Esto explica la popularidad de las resoluciones de la salud y de los entrenamientos.

"Las claves consisten en no establecer metas altas y en no tener una mentalidad de 'a todo o nada'". Dijo Dubin. "No abandones si no obtienes un A+; una B es mucho mejor que una D".

Establece metas reales

La mayoría de las personas tienen problemas para cumplir las resoluciones porque las establecen demasiado alto. Esto es especialmente cierto cuando una de las metas consiste en bajar de peso, según Sylvia Melendez-Klinger, una nutricionista matriculada y personal trainer certificada.

"Las personas comienzan diciendo cosas como: 'Voy a perder 60 o 100 libras este Año Nuevo' y esto es lo que justo no funciona en la mayoría de las personas", estableció Melendez-Klinger, fundadora de Hispanic Food Comunications, una firma consultora de alimentos en Hinsdale, Illinois. "La mejor manera de hacerle frente a algo como perder peso es desarmar al proceso en pequeñas tareas".

Por ejemplo, dijo, la idea de perder 60 libras puede ser muy abrumadora, pero la meta de perder de 2 a 4 libras en un mes es realmente manejable para la mayoría de las personas.

Un poco de educación no le hará daño a nadie. Beber más agua es una parte importante de cualquier esfuerzo por perder peso, así como también lo es aprender a controlar las porciones.

"Esto es especialmente importante a medida que envejecemos", dijo Melendez-Klinger. "Necesitamos menos comida. Me gusta decir que como como un niño. Aprende qué es una porción adecuada y encuentra caminos para comer de esa manera, como tal vez utilizando un plato de ensalada en lugar de un plato de cena".

Otra manera de tener éxito en un plan de pérdida de peso es el jugo, dijo. Hacer tu propio jugo es una manera fácil de obtener fibras y las dos tazas y media de vegetales frescos en combinación con las dos tazas de frutas frescas es lo que la mayoría de nosotros necesita cada día.

Sin embargo, la doctora destaca que, hagas lo que hagas, no es necesario que te prives a ti mismo. Si vas a ir a un juego de pelota, todo se trata de comer un hot dog y una soda. Los pequeños tratos ahora y después, realmente te ayudarán a mantenerte en el camino.

Tómate tu tiempo

John M. Gordon, un personal trainer certificado de Dallas, sabe muy bien que enero generalmente significa gimnasios y clubes de salud hacinados. También sabe que la mayoría de las personas se habrán ido el Día de San Valentín y que la mayoría de aquellos que se fueron, eran personas que esperaban obtener resultados inmediatos.

"Dejo que mis clientes sepan de inmediato que si ellos realmente quieren perder peso o ponerse en forma, es un proceso a largo plazo, un cambio en el estilo de vida", dijo Gordon. "Todo esto puede sonar como un cliché, pero es cierto: no hay soluciones rápidas ni fáciles".

El también hace hincapié en las metas pequeñas, como perder 1 libra o 2 libras en una semana ya que, para el final del mes, habrás logrado perder entre 4 y 8 libras y justamente este éxito es lo que ayuda a motivar a las personas a continuar, dijo también.

Él dice que esto mismo se le puede decíir a alguien que quiere correr una carrera de 10K. El primer paso es evaluar tu habilidad actual y luego, incrementar progresivamente tu entrenamiento. Caminar puede conducir a una combinación de caminar y correr y, finalmente, la ejecución de esta última actividad durante una cierta longitud de tiempo en lugar de una distancia.

Gordon dijo que es importante sentir que se tiene éxito en cada etapa, pero si cada vez que empiezas lo sientes como un fracaso, entonces no tendrás la motivación que necesitas. El señaló a algunos de sus antiguos clientes para mostrar cómo la dedicación y el compromiso pueden transformar cuerpos. Un buen número de sus clientes están entre los 40 y 50 años de edad.

"La clave de cualquiera de ellos es la consistencia", dijo Gordon. "Si tienes, por lo menos, el 80% de éxito a la hora de alcanzar las metas que te propones, entonces verás los cambios".

Foto: Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por frank trejo
Traducido por stefanía saravia