El resfriado común y la pérdida de peso

El resfriado común puede llevar a una pérdida ligera de peso debido a la pérdida de apetito. Por otra parte, un cierto tipo de virus del resfriado puede llevar al aumento de peso. Más de 200 virus diferentes se sabe que causan los síntomas del resfriado común.

Identificación

Los síntomas del resfriado incluyen la acumulación de mucosidad en la nariz, dificultad para respirar por la nariz, inflamación de los senos nasales, estornudos, dolor de garganta, tos o dolor de cabeza, según el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. La mayoría de los resfriados se producen durante el otoño o el invierno. Eres más propenso a coger un resfriado si tocas una superficie que tiene gérmenes de la gripe y luego te tocas los ojos o la nariz, o si inhalas gotas de moco lleno de gérmenes de la gripe del aire.

Prevención/solución

Puedes aliviar los síntomas del resfriado común con reposo, bebiendo muchos líquidos, haciendo gárgaras con agua salada tibia, utilizando vaselina para la nariz cruda y tomando aspirina o acetaminofén para el dolor de cabeza o fiebre. Para evitar contraer un resfriado, mantén las manos alejadas de tus ojos y nariz. Evita estar cerca de personas que están resfriadas. Lávate las manos con frecuencia y limpia las superficies del hogar con un desinfectante que mate los virus.

Pérdida de peso

La pérdida del apetito puede ocurrir cuando tienes un resfriado, lo que puede conducir a una pérdida ligera de peso. Este síntoma es causado por una liberación de citoquinas de los glóbulos blancos que combaten las infecciones. Las citoquinas son sustancias químicas que circulan en la sangre hasta el cerebro y causan fiebre y fatiga, además de la pérdida de apetito.

Aumento de peso

Los niños que han tenido una cepa específica del virus del resfriado común llamada adenovirus 36 o AD36, podrían ser más propensos a ser obesos que los demás niños, según un estudio de 2010 publicado por Charles Gabbert y sus colegas en la revista Pediatrics. De 124 niños estudiados, el 54% eran obesos. De los 19 niños que dieron positivo por anticuerpos AD36, 15 eran obesos. Sin embargo, este estudio no prueba que el AD36 causa la obesidad. En cambio, podría sugerir que los niños obesos son más susceptibles a AD36.

Teoría

El virus AD36 puede causar cambios en las células en el cuerpo que conducen al aumento de peso, de acuerdo con MSNBC. Puede manipular a los precursores para que liberen más células de grasa o sean capaces de modificar las células de grasa para que puedan almacenar más grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por erin beck | Traducido por maría j. caballero