Cómo resaturar el pH de tu cabello

Restaurar el pH del cuero cabelludo puede ayudar a prevenir la caída del cabello debido a la caspa, las bacterias o los hongos. Cada sustancia sobre la tierra tiene un pH, o un medida de acidez o alcalinidad. Muy pocas sustancias son neutras, la mayoría son ácidas, como el vinagre, o básicas o alcalinas, como el blanqueador. Los seres humanos no son una excepción a esta regla, ya que tienen un pH de 5 en la piel, incluyendo la del cuero cabelludo. Este pH bajo, o ácido, funciona como mecanismo protector ya que los gérmenes no pueden desarrollarse en la acidez.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Champú con pH equilibrado
  • Agua alcalina
  • Vinagre de manzana

Instrucciones

  1. Enjuaga el cabello y el cuero cabelludo con una mezcla de partes iguales de vinagre de manzana y agua destilada para restaurar el pH rápidamente, por ejemplo luego del ejercicio cuando aumentan los aceites y el sudor sobre la superficie de la piel. Luego de esto, enjuágate con agua tibia para asegurarte de que la mezcla no te entre en los ojos.

  2. Masajea tu cuero cabelludo con una mezcla de 1/2 taza de vinagre de manzana tibio. Envuelve tu cabeza con una toalla plástica para retener el calor y disminuir nuevamente el pH. Enjuaga con agua tibia luego de 30 minutos y nuevamente asegúrate de que no ten entre vinagre en los ojos.

  3. Usa a diario un champú con pH equilibrado. Verifica la etiqueta de la botella, ya que el champú puede variar entre un rango de 4 y 8. Es preferible elegir un champú con un pH cercano al de tu cuero cabelludo, de alrededor de 5. Los champús irritantes, como los que contienen lauril sulfatos, arrastran los ácidos naturales del cabello y o vuelven alcalino, o básico, lo que podría causar problemas como caspa.

  4. Restaura tu pH desde adentro bebiendo abundantes líquidos a lo largo del día. Los propulsores de equilibrar el pH para la vida proponen tomar agua alcalina, que es un tipo de agua especial con un pH elevado. El sudor y el aceite de tu cuero cabelludo suma al pH general, lo que puede modificar la salud de tu piel.

Consejos y advertencias

  • Habla con tu médico antes de intentar cambiar tu pH interno con agua alcalina, ya que es esencial tener un equilibrio cuidadoso, especialmente si estás embarazada, amamantando o sufre de enfermedades crónicas.

Más galerías de fotos



Escrito por juliet wilkinson | Traducido por paula santa cruz