Requisitos nutritivos para los niños en edad escolar

En la década de 1970, sólo el 4% de los niños en edad escolar entre los seis y los 12 años fueron clasificados como obesos. En el año escolar 2007-2008, ese número se había triplicado al 20%, según las 2010 Dietary Guidelines for Americans. Con esas probabilidades, es más importante que nunca alimentar a tu niño con una dieta saludable y enseñarle los conceptos básicos de nutrición para que lleve una vida saludable en la edad adulta.

Hacer el recuento de calorías

El número de calorías que un escolar necesita depende de su edad, género y nivel de actividad física. Generalmente, cuanto más activo sea, más calorías necesita tomar para reemplazar las calorías quemadas durante el recreo, actividades deportivas u otro ejercicio. Las niñas en edad escolar hasta los ocho años necesitan de 1.200 a 1.800 calorías al día, mientras que las que tienen nueve años y mayores de 1.400 a 2.200 calorías diarias. Los niños en edad escolar hasta los ocho años de edad necesitan de 1.200 a 2.000 calorías al día y los que tienen entre nueve y 12 años necesitan de 1.800 a 2.400 calorías diarias. Haz cada cuenta de calorías, apuntando a esas calorías que se descomponen del 45% al 65% de carbohidratos, del 10% al 30% de proteína y del 25% al 35% de grasas saludables.

Deja guiarte por ChooseMyPlate

Entre los deberes, lecciones de música, práctica deportiva y tiempo en familia, el poco tiempo que te queda deberías destinarlo a tiempo en familia, no tratando de averiguar lo que tu hijo necesita comer. Así que utiliza pautas de U.S. Department of Agriculture’s ChooseMyPlate para ayudarte a determinar con facilidad qué debe comer tu hijo. En cada comida, llena el plato, o cualquier porción del plato que estés usando, con una mitad de frutas y de verduras, cereales en una cuarta parte y una cuarta parte de proteína. Añade una porción de lácteos en el lado. Las frutas y las verduras deben ser variadas para obtener todo tipo de nutrientes importantes. El objetivo es servir los colores del arco iris como sea posible. Los cereales deben ser integrales, como arroz, avena o productos integrales, y la proteína debe ser magra en forma de pescado, nueces, semillas, cereales y aves de corral. Las opciones de los lácteos incluyen queso, yogur y leche baja en grasa o sin grasa.

Alimentos que se deben evitar

Una dieta equilibrada no sólo significa incluir ciertos alimentos sino también excluir los alimentos menos sanos. Los azúcares añadidos, las grasas saturadas y las trans y el sodio son particularmente problemáticos, y parecen estar en todos los alimentos favoritos de los niños. Mantén los azúcares añadidos y las grasas trans lo más cercano a cero como sea posible y las grasas saturadas a menos del 10% del total de las calorías. El sodio es un mineral requerido pero no en la cantidad que come el estadounidense, alrededor de 3.400 miligramos al día, según las normas dietéticas de USDA. La ingesta adecuada de sodio para los niños entre cuatro y ocho años es de 1.200 miligramos al día; para los mayores de nueve años es de 1.500 miligramos al día.

Problemas para le comedor meticuloso

Se puede convertir en una batalla diaria de alimentos cuando un niño decide que ya no quiere comer un determinado alimento o un grupo de alimentos. Según HealthyChildren.org, es bastante común para los niños en edad escolar que decidan ser vegetarianos cuando aprenden acerca de dónde proviene la carne, y cada padre sabe que las verduras están destinados a ser un problema en algún momento. En lugar de una alimentación forzada o discutir con tu hijo, trabaja con él para aceptar los alimentos saludables. Involucra al niño en el trabajo de selección y preparación de las comidas para que sienta que es parte del proceso. Una vez en la mesa, olvida el "limpia tu plato", que sólo alienta a un niño a comer en exceso. Por último, debes ser un buen ejemplo. Come comida sana como brócoli cuando estés en la mesa.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah collins | Traducido por maria gloria garcia menendez