Requisitos diarios de yodo y sal

Con la excepción de varias funciones hormonales, la sal y el yodo no trabajan en conjunto, a pesar de que están relacionados en tu dieta. Antes de la década de 1920, el bocio, que lleva a la inflamación de la glándula tiroides, fue un tema destacado de la salud. Los profesionales de la salud presionaron para la yodación de la sal como una manera de introducir yodo en la dieta. Desde entonces, el bocio es muy raro en los Estados Unidos. Si bien probablemente estés consumiendo suficiente yodo y sodio de la sal, debes estar al tanto de las recomendaciones y asuntos referidos a la salud.

Necesidades diarias

La Food and Nutrition Board del Institute of Medicine aconseja que todos los adultos deben consumir 150 microgramos de yodo cada día. Esta cantidad diaria recomendada solo es mayor para las mujeres que están embarazadas o en periodo de lactancia. Necesitarás 220 microgramos durante el embarazo y 290 microgramos si amamantas luego. El sodio no tiene una ración dietética recomendada (RDA por sus siglas en inglés), pero tiene un nivel de consumo adecuado de 1.500 miligramos diarios.

Limitaciones minerales

Evita consumir más de 1.100 microgramos de yodo al día. Esta cantidad, conocida como el nivel máximo de consumo tolerable, es el máximo absoluto que puedes ingerir antes de experimentar problemas de salud graves, como problemas de la tiroides, trastornos gastrointestinales e incluso coma. El exceso de sodio también es posible que ocurra. La publicación "Dietary Guidelines for Americans, 2010" indica que no debes ingerir más de 2.300 miligramos de sodio por día, ya que altas concentraciones pueden elevar la presión arterial, lo que conlleva a estrés en tu corazón. Ciertos sectores de la población, incluyendo las personas con presión arterial alta o los mayores de 50 años, deben limitar su consumo a 1.500 miligramos.

Detalles de la sal yodada

Debido a que el sodio es un componente principal de la sal, representando el 40% de la sal, si tienes una gran cantidad de alimentos salados procesados ​​en tu dieta rápidamente alcanzarás el nivel permitido. Hasta el 90% de sodio en una dieta típica estadounidense proviene de los alimentos preparados, explica la Harvard Medical School. Sin embargo, la mayoría de los fabricantes de alimentos no utilizan sal yodada. Eso significa que en la mayoría de los casos estás recibiendo una gran cantidad de sodio, pero muy poco yodo.

Dónde obtenerlos

Si vas a depender de la sal yodada para satisfacer tu requerimiento total de yodo, tendrías que consumir más de 1/2 cucharadita de sal yodada todos los días, cerca de dos tercios de la ingesta adecuada únicamente de la sal de mesa. Para mantener tu consumo de sodio bajo, es mejor que obtengas el yodo de alimentos naturales, como el bacalao, la leche baja en grasa, el camarón, el atún, los huevos enteros y las ciruelas pasas. Casi todos los tipos de alimentos tienen un cierto nivel de sodio, desde frutas, verduras y frutos secos hasta carnes y productos lácteos. Así que es muy poco probable que no estés recibiendo sodio en tu dieta, incluso si no agregas sal a tus comidas.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por sofía bottinelli