Cómo saber cuándo el requesón está estropeado

El requesón, como el queso cottage y el queso crema, tiene un alto contenido de humedad y se estropea antes que los quesos duros. Úsalo sin demora, ya que sólo se mantiene fresco durante una semana o dos. Si el queso no se ve o huele como lo hacía cuando fue abierto por primera vez, el mejor curso de acción es botarlo.

Cosas vellosas azules

El primer indicio de que el requesón está malo es un cambio en la apariencia. Aunque algunos tipos de quesos blandos, como el brie o azul danés, se pueden recubrir a propósito con una capa comestible mohosa, el moho que crece en el requesón es una señal de que el queso se ha estropeado. Puedes cortar el moho de los quesos duros y todavía comer el queso, pero cuando aparece moho en el requesón, deséchalo. Algunos mohos producen toxinas dañinas y sus esporas probablemente se hayan infiltrado en todo el contenido. El queso también puede estar acuoso o tener una apariencia marrón o de amarillo claro en lugar de blanca.

Huélelo

Al contrario de muchos quesos que tienen un intenso aroma natural, el requesón casi no tiene olor. Es un queso suave y blando que sabe y huele mayormente a leche. Si notas un olor agrio o fermentado, bótalo.

Vida útil

El requesón es muy perecedero y debería guardarse siempre cubierto y en el refrigerador a 40° F o menos. Cuando lo manipules, usa una cuchara limpia para sacar la porción. Cubre el recipiente y refrigéralo inmediatamente. Aún con este cuidado, un envase de requesón abierto sólo durará una o dos semanas según el U.S. Department of Agriculture. Para ir sobre seguro, bota el requesón que haya estado en el refrigerador por más de dos semanas luego de abierto. Si no puedes recordar cuándo lo compraste, bótalo.

Mira la fecha

Todos los envases de requesón tienen una fecha de "consumir hasta". Esta fecha es la última fecha en la cual el fabricante garantiza la calidad del producto y puede servir de guía para guardar el queso. Ten en cuenta que un envase de requesón sin abrir puede mantenerse fresco durante dos a cuatro semanas y puede estar bueno por una a dos semanas pasada esa fecha. Sin embargo, si la fecha ya ha pasado hace tiempo, es más seguro apostar a que el queso ya no está bueno. Cuando tengas dudas, bótalo.

Más galerías de fotos



Escrito por julie christensen | Traducido por frances criquet