Cómo reproducir música para un bebé en el vientre

Escrito por sara ipatenco | Traducido por gloria soto
La reproducción de música, mientras el bebé aún está en el vientre, puede ayudar a vincularte con él y puede exponerlo a sonidos tranquilizadores.

Reproducir música a tu bebé, mientras aún está en el vientre, te da tiempo para vincularte con él antes de su nacimiento, de acuerdo con Heidi Murkoff, Sharon Mazel y Charles J. Lockwood, autores del libro "What to Expect When You're Expecting". Exponerlo, antes de que nazca, a la música clásica, puede hacer que se calme con facilidad al escuchar la misma música después del nacimiento. Elige sonatas de compositores como Mozart o Bach, y pasa un poco de tiempo creando vínculos con tu pequeño.

Elige algo de música clásica para reproducirla a tu bebé. Visita una tienda de música y echa un vistazo a las selecciones. Busca las compilaciones que tienen varias composiciones o recopilaciones diseñadas específicamente para un bebé que aún no ha nacido.

Pon el CD en el reproductor portátil y conecta los auriculares.

Expande los auriculares en función al tamaño de tu vientre. Coloca un auricular en cada lado de tu vientre, con la banda estirada sobre la parte superior. Ajusta los auriculares hasta que queden fijos en su lugar.

Reproduce el CD. Ajusta el volumen de modo que sea bajo. Asegúrate de que no puedas oír la música que sale de los auriculares.

Reproduce la música a tu bebé que está por nacer. Detén el reproductor de CD y extrae suavemente los auriculares.

Consejo

El uso de auriculares para reproducir música a tu bebé es la manera más fácil de exponerlo a períodos más largos de música por vez, dicen Brenda Adderly y Jay Gordon, autores de "Brighter Baby". Reproduce las mismas piezas musicales varias veces antes de que nazca, de modo que puedas usar las mismas canciones para ayudar a consolarlo después de que haya nacido. Reproducir cualquier tipo de música puede ser entretenido para tu bebé y puede ser capaz de escucharla cuando se reproduce en la radio también. El también puede oírte cantar, por eso, canta con la radio o tus canciones favoritas, y es probable que tu voz tenga un efecto calmante después de su nacimiento, así como puede la música.

Advertencias

No subas demasiado el volumen de los auriculares, según aconsejan Adderly y Gordon, ya que los sonidos fuertes pueden causar que tu bebé se estrese o esté incómodo. Siéntete libre para exponerle cualquier tipo de música que desees, pero Murkoff, Mazel y Lockwood dicen que la música clásica es calmante, mientras que otros tipos, como el rock, pueden tener el efecto contrario.