Los repollitos de bruselas y la digestión

Los repollitos de bruselas son como diminutos repollos, lo que tiene sentido ya que pertenecen a la familia de los repollos. Tienen alto contenido de varias vitaminas y otros importantes nutrientes, así como también fibra dietaria, uno de los mayores contribuyentes para una digestión y eliminación sana. Para alguna gente, sin embargo, los repollitos de bruselas pueden ser difíciles de digerir y esto los puede llevar a tener gases. Tomar un suplemento que ayude a reducir los gases de tu intestino o te ayude a digerir a los repollitos puede con frecuencia eliminar el problema. Pero, si tienes continuamente problemas digestivos con esta verdura, consulta a tu médico.

La nutricción de los repollitos de bruselas

Estos repollitos son ricos en proteínas, potasio y folato, así como vitaminas A y C. También contienen antioxidantes, que ayudan a proteger tus células y omega-3, un componente esencial para controlar las inflamaciones. Los repollitos de bruselas tienen alto contenido de fibras, 1 taza contiene 4 g de fibra dietaria, que contribuye a un sistema digestivo sano.

Beneficios digestivos

Los niños y los adultos necesitan de 20 a 30 g de fibra por día, de acuerdo a la Escuela de Salud Pública de Harvard, lo que significa que 1 taza de repollitos provee aproximadamente del 13% al 20% de los requerimientos de fibra diarios. La fibra ayuda a que las heces sean voluminosas, crea una digestión más suave y ayuda a prevenir la constipación. También te ayuda a sentirte más lleno más rápido, porque no se rompe en tu tracto digestivo, lo que te ayuda a controlar el hambre y a mantener los niveles de azúcar en sangre sanos.

Posibles problemas

La fibra de los repollitos de bruselas que pueden beneficiar tu tracto digestivo te pueden llevar, también, a que se formen gases y bloqueos, particularmente si no consumes mucha fibra. La fibra no se rompe en el intestino delgado, por lo tanto pasa a la bacteria del intestino grueso. Esto puede causar muchos gases si la bacteria no está acostumbrada a romper la fibra. Esta verdura contiene azúcar que se llama rafinosa. Los humanos no tienen las enzimas necesarias para romper la rafinosa, lo que también puede causar gases.

Soluciones sugeridas

Los repollitos de bruselas pueden ser una sana adición a tu dieta, pero si tienes problemas con los gases, puede ser que no los evites. Si tomas las medidas preventivas apropiadas, podrás seguir comiéndolos. Si recién estás agregando fibra a tu dieta, limita la ingesta a varios gramos por día, agregando más gradualmente cada día durante varias semanas. Eso le dará tiempo a tu cuerpo para acostumbrarse a la fibra adicional. Tomar un suplemento que contenga enzimas alfa-galactodidase te puede ayudar a romper la rafinosa y tomando uno como el simeticone, reducirás los gases de los intestinos. Si el problema continúa, consulta a tu médico para que descarte un problema digestivo.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por adriana de marco