Cómo repetir los movimientos de artes marciales para entrenamiento

Las artes marciales son a menudo tan variadas como los países y las culturas donde se originan. Diseñadas con fines de competencia de autodefensa y deporte, las técnicas de artes marciales varían de golpes directos y patadas a maniobras acrobáticas más complejas. Como es el caso en la mayoría de las habilidades, una de las claves para perfeccionar los movimientos de artes marciales es la repetición. Los entrenadores pueden ponerte en el camino correcto, pero tú eres responsable de mejorar la forma al repetir los movimientos de artes marciales durante el entrenamiento.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Bolsa de patadas
  • Guantes de boxeo

Instrucciones

  1. Comienza tu entrenamiento con el ejercicio tipo sombra, repitiendo las técnicas de golpe o agarre en un entorno controlado. Para los golpes, establece un temporizador y repite los ataques individuales y las combinaciones como parte de tu calentamiento. Para los movimientos de ataque, trabaja en las presentaciones, barridas y ejercicios posicionales con un compañero de entrenamiento cooperativo. Ninguna de estas rondas deben agotarte. Basta con tener la comodidad en los movimientos, puñetazos, patadas y ejercicios de dos o tres rondas de tres minutos cada uno.

  2. Trabaja con un entrenador en las almohadillas, un compañero en la colchoneta o un ejercicio en solitario con una bolsa para desarrollar tu técnica a través de la repetición. Esta es la parte de la sesión de entrenamiento en el que realizas las mejoras mediante la repetición de las técnicas y el análisis de los mismas. No hay un número mágico de repeticiones que puedas hacer para absorber y retener la mecánica del movimiento perfecto específico del cuerpo. Puede parecer obvio, pero cuanto mayor sea el número de repeticiones, mejores serán tus técnicas, mientras tu cerebro crea conexiones neuronales más rápido a tus músculos. La retención a menudo se reduce a la estructura de la formación. Los ejercicios de repetición deben componer la mayor parte de la mayoría de las sesiones de entrenamiento.

  3. Divide tus técnicas en partes y practícalas de manera aislada durante los ejercicios de repetición. Los puñetazos, patadas, presentaciones y barridos no son técnicas instantáneas; todos ellas requieren ajustes y pasos antes de llegar a tu objetivo. La patada se compone de cuatro fases: la salida, la extensión, la vuelta y la ubicación. La práctica de cada parte de una técnica de aislamiento te dará una mejor comprensión de la técnica en su conjunto.

  4. Ralentiza tus movimientos para que tu cuerpo y mente se familiaricen con todo el movimiento durante los ejercicios de repetición. Un puñetazo lento, patadas y técnicas de ataque contra un compañero de entrenamiento aumentarán la memoria muscular, la fuerza funcional y la técnica, haciendo tus movimientos más eficaces cuando quieras hacerlos más rápidamente.

  5. Pon tus habilidades de retención a prueba al menos una vez por semana en un entrenamiento en vivo o una sesión lidiando contra un compañero de entrenamiento que no coopere. La forma en que realices el combate y qué técnicas fluyan fácilmente durante el partido te darán una buena idea de lo que estás haciendo bien y lo que no.

  6. Termina el entrenamiento de la misma manera que comenzaste, con un enfriamiento basado en la repetición. Esto reafirmará los patrones de movimiento y te permitirá ver toda la información nueva que retuviste durante el aspecto técnico o de combate de tu sesión de entrenamiento.

  7. Entrena varias veces por semana para mantener buenos hábitos. La repetición de las técnicas específicas es importante, pero no vas a recordar cómo lanzar un buen golpe si lo practicas 1.000 veces y tomas seis meses de descanso. La consistencia mantiene la mecánica corporal fresca en tu mente.

  8. Repite las técnicas básicas más que las técnicas avanzadas. Los golpes, cruces y ganchos serán usados más que las patadas giratorias, así que enfócate en el alto porcentaje de movimientos y deja tiempo extra para el entrenamiento creativo.

Consejos y advertencias

  • La mayoría de los ejercicios de repetición, como el boxeo de sombra, las katas, los golpes a la bolsa y los ejercicios lentos, son de relativo bajo impacto en comparación con la fuerza y el ​​acondicionamiento de los entrenamientos y deben incorporarse en cada sesión de entrenamiento. Si la técnica no existe, no importa si estás en excelentes condiciones físicas. Necesitarás disciplina seria para asegurarte de realizar los ejercicios de repetición sobre una base constante.
  • Ten cuidado con paralizarte en la formación por aburrirte con ejercicios de repetición. Es necesario mantener la concentración durante el ejercicio para adaptar cambios mínimos en tus técnicas. Las habilidades de visualización se deben desarrollar para ayudarte a mantenerte fuerte y presente durante el entrenamiento, mientras puedes imaginarte que estás reaccionando a un oponente imaginario.

Más galerías de fotos



Escrito por steven kelliher | Traducido por franco castro