Un repelente de araña seguro para tu bebé

Proteger a los bebés de las arañas es una manera importante de mantenerlos a salvo. Las arañas viven junto a los humanos, en patios, áticos e incluso en los hogares más limpios. Son predadores que generalmente buscan lugares cálidos y oscuros para vivir. Normalmente muerden a los humanos cuando se sienten amenazadas o quedan atrapadas en las manos o la ropa.

Realidades y miedos

Según Gallup Poll, casi el 40 por ciento de mujeres tienen miedo a las arañas. Afortunadamente, este miedo no está basado en la realidad. Mientras las arañas muerden a los humanos, las mordidas rara vez son mortales. De hecho, un estudio de cuatro años de la Universidad de Ohio acerca de mordeduras reveló que 80 por ciento de la gente que pensó haber tenido una mordedura de araña en realidad era de otros insectos. Además, no hubo ni una muerte durante esos cuatro años que pudiera atribuirse a la mordedura de araña.

Bebés y DEET

La American Academy of Pediatricians (AAP) recomienda el uso e un repelente de insectos que contenga N,N-dietil-3-metilbenzamida, también conocido como DEET. Este producto químico repele de dos a cinco horas todos los insectos, incluyendo arañas. La AAP advierte a los padres para que utilicen el producto con moderación, manteniéndolo lejos de la boca y las manos del niño para evitar una ingesta accidental. Además, los padres deben alejarse del protector solar que contenga DEET. El protector solar debe aplicarse más o menos cada hora, lo que puede causar acumulación de DEET en la piel. Después de jugar afuera, asegúrate de quitar el DEET de la piel y lavar la ropa que tuvo contacto con el químico.

Remedios caseros

Para alejar a las arañas de tu casa y jardín, el sitio web Durham Regional Environment Council sugiere repelentes caseros. Aunque a tu bebé no le gustará el sabor, la mezcla no es tóxica. Hierve por 10 minutos en una olla tres cebollas, un diente de ajo y una cucharada de pimienta de Cayena (Cayenne pepper). Deja enfriar la mezcla y cuela el líquido. Rocía el líquido en jardines y esquinas oscuras para disuadir a las arañas, pulgas y otros insectos pequeños. Si los bebés se mojan las manos, lava inmediatamente con agua y jabón. La pimienta de Cayena puede causar irritación en los ojos si el niño se los frota.

Seguridad contra arañas

Además del repelente, hay otras cosas que pueden hacer los padres para evitar las mordeduras de araña. Cuando está jugando afuera, vístelo con ropa holgada, playeras de manga larga y pantalones. Esto limita la piel expuesta. Aprende a respetar a las arañas y tu bebé hará lo mismo. Observa como una araña teje su telaraña y acecha a su presa. Fomenta una regla firme de "no tocar" a esos predadores de ocho patas. Enseña a tu bebé a mantener lejos manos y pies de lugares oscuros en donde las arañas acostumbran esconderse. En su lugar, estimula a tu hijo para que no ponga sus manos donde sus ojos no pueden ver.

Más galerías de fotos



Escrito por shellie braeuner | Traducido por leticia albarran