Cómo reparar un matrimonio después de la infidelidad

Reparar un matrimonio después de que uno de los dos ha tenido una aventura es una tarea difícil y desafiante. Muchos matrimonios no sobreviven a la infidelidad, porque la confianza se pierde y perdonar es imposible. Para aquellos matrimonios que sobreviven, la pareja debe dar pasos importantes para reparar los daños, informan consejeros en la Asociación Norteamericana para la Terapia del Matrimonio y la Familia (AAMFT por sus siglas en inglés).

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Reconstruye la confianza yendo a un consejero de parejas. Terapeutas en el AAMFT informan que si cada parte recibe asesoramiento individual, sentimientos de aislamiento y secretos pueden comenzar a desarrollarse. Asumir el compromiso de visitar a un terapeuta juntos puede ser un paso en dirección a la reparación de la relación.

  2. Pon el asunto en perspectiva al hablar con el terapeuta acerca de otros problemas en el matrimonio que pueden haber contribuido a la infidelidad. Aunque no debes subestimar el papel de la aventura, prepárate para discutir también problemas comunes que deben ser abordados.

  3. Saca todos los secretos a la luz. Aunque puedes no estar interesado en los detalles del asunto, sólo puedes dejar de hacerte preguntas y dar un cierre final al asunto mediante el abandono de todos los secretos. El esposo que engañó debe exponer nombres, lugares, fechas y gastos que estuvieron involucrados en el asunto. Si bien la información puede hacerte enojar, puedes hacer frente a la ira en la terapia como parte del proceso de curación.

  4. Sal en citas con tu cónyuge, y pasen tiempo juntos a solas. Vas a tener que aprender nuevas habilidades de comunicación para reconstruir tu matrimonio, que incluyen la socialización, tratar a los demás con respeto, hablar y escuchar.

  5. Desarrolla nuevos hábitos y rutinas. Aunque puede ser reconfortante volver a cómo eran las cosas antes de la revelación de la infidelidad, debes reconstruir conscientemente tu relación sobre una nueva base mediante la creación de rutinas frescas y patrones que puedan redefinir el matrimonio de una forma nueva y positiva.

Consejos y advertencias

  • Aprende a dejar de ser la afectada. Si deseas reparar tu matrimonio, debes dejar que pensar en la infidelidad y negarte a jugar el papel de mártir. Al mismo tiempo, el autor de la infidelidad debe soportar una cierta cantidad de ira, como parte del proceso de reconstrucción.
  • Un matrimonio roto no puede ser reparado si el cónyuge infiel sigue manteniéndose involucrado en un romance o empieza otro. Establece directrices para un comportamiento específico para asegurarte de que el asunto ha terminado. Por ejemplo, solicita un banco abierto y resúmenes de tarjetas de crédito, explicaciones sobre el tiempo pasado fuera de casa y consecuencias definitivas si un asunto se descubre en el futuro.

Más galerías de fotos



Escrito por linda ray | Traducido por natalia pérez