Cómo reparar una cinta caminadora que está pegajosa

Escrito por mike andrew | Traducido por maría marcela mennucci
Una cinta que se pega es un problema de seguridad serio.

Las cintas caminadoras pueden pegarse cuando están dañadas, tienen la cantidad incorrecta de tensión, están descentradas o requieres lubricante. Una cinta pegajosa es un problema de seguridad importante porque puede hacer que te caigas de la misma o sufras una lesión muscular, de articulación o de ligamentos causada por movimientos repentinos raros mientras ejercitas. Al realizar un mantenimiento básico en la cinta, puedes eliminar este problema y volver a ejercitar sin problemas.

Inspecciona la cinta. Activa tu cinta caminadora a una velocidad baja y deja que complete varias vueltas. Si la cinta está rajada o desgarrada, tendrás que remplazarla. Mira el manual del usuario para ver las instrucciones sobre cómo hacerlo, o llama a un técnico profesional para que lo haga por ti.

Apaga tu cinta y desenchúfala del tomacorriente.

Lubrica la cinta. Afloja la cinta girando varias veces los tornillos en la parte delantera y trasera de la plataforma caminadora de la cinta en el sentido contrario a las agujas del reloj. Levanta la cinta y aplica lubricante a la plataforma según las instrucciones de la botella; mira el manual del usuario para saber qué tipo de lubricante es recomendado por el fabricante. Vuelve a ajustar los tornillos, enciende tu cinta y déjala correr durante cinco minutos a una velocidad baja.

Limpia y lubrica los rodillos. Afloja los rodillos según las instrucciones de mantenimiento del manual del usuario; esto suele lograrse aflojando los tornillos o tuercas que los unen a la plataforma caminadora. Levanta la cinta, usa un trapo para limpiar los rodillos y aplica el lubricante recomendado en el manual del usuario.

Ajusta la tensión de la cinta y céntrala. Encuentra los tornillos de ajuste y centrado en la parte delantera o trasera de la plataforma caminadora; mira el manual del usuario para encontrar la ubicación correcta en tu modelo. Disminuye la tensión si la cinta parece demasiado tensa girando los tornillos en el sentido contrario a las agujas del reloj; aumenta la tensión si la cinta parece demasiado floja girándolos en el otro sentido. Para mover la cinta hacia la izquierda, ajusta el tornillo de centralización que se encuentra a la derecha de la cinta; mueve la cinta hacia la derecha ajustando el tornillo de la izquierda.

Prueba tu cinta a una velocidad baja durante varios minutos, reajustando la cinta si es necesario.

Advertencias

Nunca trabajes en un dispositivo eléctrico que esté enchufado en un tomacorriente. Hacerlo puede causar un shock eléctrico.