Cómo reparar el cabello dañado por el alaciado

El pelo a menudo se alisa con una plancha, la cual aplica calor seco directo al cabello, o con productos químicos en un salón de belleza. Aunque estos procesos pueden hacer ver el cabello suave y brillante temporalmente, con el tiempo quita del pelo los lípidos y aceites, eliminando proteínas y desecando la cutícula, la capa externa del cabello. El resultado es el cabello dañado, que aparece seco y con frizz y es difícil de peinar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Champú
  • Acondicionador
  • Acondicionador sin enjuague
  • Tratamiento de acondicionamiento profundo
  • Alimentos ricos en proteína
  • Aguacate
  • Aceite de oliva

Instrucciones

  1. Lava el cabello todos los días o cada dos días con un champú suave que está diseñado para el cabello seco y dañado. Después de enjuagar el champú, frota un acondicionador a través de tu cabello y dejarlo durante tres minutos antes de enjuagarlo.

  2. Aplica un acondicionador sin enjuague para el cabello antes de peinarlo. Esto proporcionará humedad y hará que tu cabello sea más manejable. Busca un producto que tenga silicona, aceite de coco, seda o vitamina E.

  3. Usa un tratamiento de acondicionamiento profundo, como la mayonesa de pelo, una vez por semana. Estos se pueden encontrar en las tiendas de belleza, o puedes hacer una mascarilla capilar hidratante macerando un aguacate y añadiendo el aceite de oliva hasta que la mezcla se convierte en una pasta espesa. Calienta la máscara en el microondas y aplica a tu cabello. Enjuaga después de 30 minutos.

  4. Retira por lo menos una pulgada de la parte inferior de tu cabello. Los extremos dañados se dividen y se fríen, y eliminarlos puede promover el crecimiento del cabello sano.

  5. Come alimentos ricos en proteínas para fortalecer el cabello, que estén hechos de proteínas. Pollo, nueces y pescado son buenas fuentes de proteína.

Consejos y advertencias

  • Antes de alisar tu cabello, asegúrate de que esté seco y de que te has cepillado a fondo. El pelo mojado es más propenso a sufrir daños. Aplica un producto protector térmico, tal como un acondicionador o crema, antes de comenzar a alisar el cabello. Esto protegerá tu cabello del daño por calor.
  • Utiliza la potencia más baja posible cuando lo alises. Esto reducirá la cantidad de daño.
  • No alises tu cabello todos los días. Esto es demasiado estrés y daña tu cabello.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por verónica sánchez fang