Cómo reparar un asiento de bicicleta rasgado

Escrito por Chris Roling | Traducido por Pau Epel
Las cubiertas de bicicleta pueden rasgarse por todos los costados.

Con el tiempo, todas las bicicletas requerirán reparaciones. Éste es el caso especialmente para las cubiertas de cuero de los asientos. Una cubierta rasgada luce mal y puede causar incomodidad al ciclista, lo que a su vez podría terminar convirtiéndose en un riesgo para la seguridad. La mayoría de cubiertas de cuero pueden repararse con un par de materiales baratos disponibles en cualquier tienda.

Examina el asiento para determinar la severidad del daño. Una rasgadura pequeña puede repararse simplemente aplicando cinta adhesiva, pero una de mayor tamaño probablemente necesitará ser rellenada con bolitas de algodón y luego pegada con cinta.

Utiliza bolitas de algodón para llenar el agujero si es necesario. Asegúrate de que el asiento siga quedando plano después de insertar el algodón.

Aplica cinta sobre el agujero mientras presionas con tu mano libre al hacerlo. Esto asegurará una superficie plana que resultará más cómoda de usar.

Consejo

Si un asiento está rasgado de extremo a extremo, tendrás que reemplazarlo o llevarlo a una tienda para que lo vuelvan a coser.

Advertencias

Nunca uses tu bicicleta con un asiento dañado.