Reparación del acromion

Escrito por Martha Adams
Luego de una cirugía reparadora de acromion se debe hacer rehabilitación.

El acromion es la parte de la escápula u omóplato que forma la punta del hombro. Se lesiona muy frecuentemente al caerse sobre la mano extendida, lo que presiona de abajo hacia arriba sobre esta prominencia ósea o en lesiones deportivas que ejercen presión sobre ella desde arriba, como el tacleo en el fútbol americano o la caída de un caballo.

Problemas con el acromion

Muchas fracturas escapulares pueden ser tratadas sin cirugía mediante la inmovilización, pero en algunos casos la reparación quirúrgica es el único remedio. Las lesiones por movimientos repetitivos en el tenis u otras ocupaciones pueden hacer que se desarrollen espolones óseos en la zona interna del acromion. La artritis y un sobrehueso producido luego de la cicatrización de una fractura también pueden causarlos, y estos espolones interfieren con los tendones en el espacio subacromial.

Patologías quirúgicas

Una fractura desplazada de acromion pueden ser reparadas con tornillos. En una separación de hombro (lesión de la articulación acromioclavicular), la cirugía puede acortar la clavícula para evitar que frote contra el acromion. La patología congénita llamada os acromiales (fusión incorrecta del acromion) puede producir un dolor en el hombro que solo se alivia con cirugía.

Procedimientos quirúrgicos

Artroscopía significa mirar dentro de una articulación a través de pequeñas incisiones para identificar un problema. La acromioplastia (modelado) se realiza insertando instrumentos a través de estos orificios y limando los espolones óseos para dejar más espacio para que se muevan los tendones. Este procedimiento llamado descompresión subacromial.