Cómo repara un neumático de bicicleta sin cámara

Los neumáticos sin cámara ofrecen grandes beneficios a aquellos que disfrutan la experiencia de montar bicicleta por terrenos escabrosos. Por ejemplo, en el ciclismo de montaña, el uso de neumáticos sin cámara permite reducir el nivel de PSI, lo que mejora enormemente el manejo y el desempeño sobre los terrenos difíciles que explores. Vernon Felton, de Bike Magazine, indica que la presión baja en los neumáticos, baja hasta cierto punto, "ofrece una mejor tracción y cierto grado de suspensión sobre terrenos rocosos". Para los amantes de los caminos agrestes, esto es lo que necesitan. Por desgracia, este tipo de neumáticos no es infalible, pues pueden pincharse durante el curso de un viaje en bicicleta. Es posible reparar un neumático sin cámara en unos cuantos pasos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Parche para neumático
  • Palancas para neumáticos
  • Contenedor pequeño
  • Compresor de aire

Instrucciones

  1. Marca la fuga en el neumático, dibujando un círculo alrededor del agujero con un marcador permanente.

  2. Rota el neumático para que la boquilla apunte directamente hacia arriba. Deja que el neumático repose por 60 segundos para drenar cualquier residuo de sellador que haya en la boquilla.

  3. Rota el neumático para que la boquilla quede directamente hacia abajo. Desinfla el neumático. Así te asegurarás de que el sellador no se fugue al desinflar el neumático.

  4. Aprieta las cejas del neumático hacia el centro de la rueda para aflojar el sistema de bloqueo sin aire.

  5. Usa una palanca para neumáticos para jalar una de las cejas y separarla de la rueda.

  6. Rota el neumático para que la fuga quede en la parte inferior, cerca del piso.

  7. Vierte el sellador de la rueda en un contenedor y déjalo a un lado.

  8. Usa una toalla de papel para limpiar y secar el área alrededor del pinchazo.

  9. Seca el sitio alrededor del pinchazo con una secadora para el cabello o exponiendo el área al sol.

  10. Aplica pegamento para parches alrededor del pinchazo. Deja que el pegamento seque un poco hasta que se sienta pegajoso.

  11. Presiona con firmeza un parche sobre el agujero en el interior del neumático. Deja que el parche seque durante unos cinco minutos para que se adhiera correctamente.

  12. Vierte el sellador de nuevo en el neumático.

  13. Empuja con la mano la ceja contra la ruda. Empuja el centro del neumático hacia la rueda para forzar los bordes de las cejas, de forma que encajen en el costado de la pared de la rueda.

  14. Infla rápidamente el neumático a una presión de 60 PSI para asegurarlo en su sitio.

  15. Desinfla el neumático e inspecciona la ceja para asegurarte de que exista un sello uniforme.

  16. Infla la rueda a la presión deseada.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de que la boquilla esté libre de sellador. Esto puede causar problemas al intentar inflar el neumático.

Más galerías de fotos



Escrito por donivan gillis | Traducido por eduardo moguel