Cómo renunciar después del permiso de maternidad

Si esperabas regresar al trabajo después de tu permiso de maternidad, puede ser una experiencia emocional darte cuenta de que también tendrás que dejar a tu bebé recién nacido para volver a tu carrera. Si has pensado largo y tendido sobre ello y decidiste que tu lugar está en casa con tu bebé, no dejes a tu empleador en la estacada. En su lugar, toma medidas inmediatas para dejar saber a este que has decidido dimitir. Ser profesional y respetuosa mantiene las puertas abiertas si deseas volver al trabajo cuando tu bebé esté más grande.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Lea el manual del empleado de tu empresa. Conoce las políticas de tu empleador sobre la renuncia para que puedas tomar las medidas adecuadas para salir de tu puesto.

  2. Da un aviso verbal, tan pronto como hayas tomado una decisión. Una vez que hayas decidido renunciar a tu posición después de que termine tu licencia de maternidad, informa a tu supervisor personalmente a la mayor brevedad posible. Programa una reunión privada para que puedas tener una conversación profesional en lugar de una breve charla que no te da la oportunidad de decir todo lo que quieres.

  3. Escribe una carta oficial de renuncia. Incluye la fecha, cuál es tu posición y que desea renunciar. Debe ser sencilla. No hay necesidad de decir por qué estás renunciando o que has disfrutado de tu trabajo en la compañía. Una carta breve declarando tus intenciones es todo lo que se necesita para tu archivo personal.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por maría j. caballero