Cómo remover la piel dura de los pies

La presión y la fricción hacen que la piel de tus pies se ponga gruesa y se endurezca como una medida protectora. El resultado es una piel áspera y callosidades. Aunque la eliminación de la piel dura es rara vez médicamente necesaria, el tratamiento puede desearse para aliviar la incomodidad o para mejorar la apariencia. No intentes tratar la piel dura y las callosidades en casa si sufres de diabetes o problemas con la sensibilidad o la circulación en tus pies, los cuales pueden conducir a infecciones peligrosas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Piedra pómez
  • Ungüento hidratante
  • Vaselina

Instrucciones

  1. Sumerge tus pies en agua caliente para suavizar la piel dura y hacer la eliminación más fácil. Mayo Clinic advierte acerca de utilizar jabones fuertes cuando laves o remojes tus pies, ya que los jabones remueven los aceites naturales de la piel por lo que aumentan la piel seca y empeoran las callosidades.

  2. Frota las áreas duras con una piedra pómez para remover la capa superior de la piel gruesa. Sé cuidadoso de no frotar la piedra a través de piel suave y viva, ya que esto podría causar dolor y dañar el tejido.

  3. Enjuaga la piedra pómez durante su uso para lavar la piel muerta y los residuos. Esto hará que remover las áreas duras de tus pies sea más sencillo y prolongue la vida de tu piedra.

  4. Aplica una loción hidratante sobre tus pies dentro de los tres minutos después de salir del agua. Los ungüentos a base de aceite funcionan mejor en atrapar la humedad dentro de la piel que las lociones a base de agua, de acuerdo con University of Iowa. No apliques crema entre tus dedos, ya que esto aumenta el riesgo de infecciones bacterianas y fúngicas.

  5. Cubre las áreas endurecidas con vaselina y cúbrelas con calcetines antes de irte a la cama. A medida que duermes, la vaselina suaviza las áreas endurecidas y alivian la resequedad. Lava tus pies con agua tibia y un jabón suave cuando te levantes.

  6. Visita a tu doctor para que corte las áreas de piel dura. Este procedimiento es llamado desbridamiento y es normalmente realizado en pacientes externos. Tu doctor quizá te aconseje utilizar plantillas dentro de tus zapatos hasta que se complete la curación. New York Time Health Guide advierte no cortar la piel dura de tus pies en casa.

  7. Ponte unos zapatos que te ajusten bien para alentar la curación y prevenir que regresen las callosidades. También, trata cualquier deformidad del pie o dedos que puedan estar contribuyendo con la piel dura de tus pies. En casos severos, un inserto llamado ortesis funcional puede ayudar a aliviar la presión. Puede ser necesaria la cirugía para tratar problemas estructurales subyacentes.

Más galerías de fotos



Escrito por sandra ketcham | Traducido por alejandra rojas