Cómo remover pelos encarnados

Los pelos encarnados son causados por los extremos del cabello atrapados bajo las capas de la piel, las cuales luego se infectan y se llenan de pus. Debido a que los cabellos encarnados se parecen mucho a las espinillas y las pústulas de acné, muchas personas tratan de reventarlos y quitarlos sin saber, solo para terminar causando cicatrices y decoloraciones en la piel. Afortunadamente, los pelos encarnados pueden quitarse efectivamente siguiendo un régimen que abre los poros, mata a las bacterias en su interior y suavemente quita las puntas del pelo encarnado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Aceite de ricino
  • Trapo
  • Bicarbonato de sodio
  • Aceite del árbol del té

Instrucciones

  1. Aplica una máscara de aceite que abrirá los poros y liberará el pus y la presión. Esparce 2 cucharadas de aceite de ricino en el área afectada por los pelos encarnados, cubriéndolos con una espesa capa de aceite. Deja que el aceite permanezca en la piel por lo menos 15 minutos, luego limpia suavemente con un trapo húmedo.

  2. Exfolia los pelos encarnados para quitar la piel muerta y las bacterias alrededor del área. Combina 1 cucharada de bicarbonato de sodio con una cucharadita de agua y reparte la pasta en el área afectada por los pelos encarnados. Masajea la pasta con mucha suavidad por el área utilizando movimientos circulares con tus dedos. Luego de dos minutos, enjuaga bien la piel con agua.

  3. Quita el extremo del pelo con pinzas para dejar que la piel sane naturalmente. Ubica el bucle de pelo dentro del grano en tu piel. Coloca la punta de un pinza bajo el bucle y tira suavemente hacia arriba. La punta del cabello saldrá de la piel. Una vez que aparezca el extremo, deja que quede unido a la piel. Ahora la piel podrá sanar normalmente.

Consejos y advertencias

  • Información útil:
  • El aceite de ricino es útil al penetrar profundamente en la piel y abrir los poros. Una vez que los poros están abiertos, el pus y las bacterias pueden dejar la piel y aliviar la presión y la inflamación y dejar que la piel sane apropiadamente.
  • El bicarbonato de sodio puede quitar efectivamente las bacterias y la acumulación de piel muerta que se acumula en los poros y empeora los pelos encarnados . Ya que las partículas del bicarbonato de sodio son suaves, la sustancia no raspa o irrita la piel al utilizarla como cepillo.
  • Al quitar las puntas de los pelos encarnados, trata de no romper o arrancar la piel que rodea el cabello, lo cual puede causar cicatrices e infecciones.

Más galerías de fotos



Escrito por kelly sundstrom | Traducido por martín emiliano vergé