Cómo remover manchas de café de los dientes

Tus dientes están cubiertos por una delicada capa de esmalte blanco que es muy propensa al manchado, especialmente si se expone a líquidos ácidos como el café. De acuerdo al libro "My Favorite Yankee Miracles", una mezcla de peróxido de hidrógeno y bicarbonato de sodio puede remover las manchas de café en los dientes. El bicarbonato es lo suficientemente suave para remover las manchas sin causar daños al esmalte dental, y el peróxido de hidrógeno es un agente blanqueador que se encuentra en muchos equipos comerciales para la limpieza de los dientes. Asegúrate de consultar con tu dentista antes de seguir este tratamiento, ya que puede causar daños en carillas y coronas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cucharas medidoras
  • Bicarbonato de sodio
  • Plato pequeño
  • Peróxido de hidrógeno
  • Cepillo de dientes

Instrucciones

  1. Mide una cucharadita de bicarbonato de sodio en un plato pequeño. Agrega tres a cinco gotas de peróxido de hidrógeno, y agita la mezcla para crear una espesa pasta.

  2. Aplica la mezcla sobre tu cepillo de dientes, y cepilla tus dientes con ésta durante aproximadamente dos minutos, asegurándote de prestar especial atención a las áreas manchadas de café. No presiones más fuerte de lo normal sobre tus dientes, ya que podrías causar daños en tu esmalte.

  3. Enjuaga tu boca con agua fría para remover cualquier rastro de la mezcla. No te tragues la mezcla.

  4. Repite el tratamiento una vez al día para remover las manchas recientes. Podrían ser necesarias varias aplicaciones para blanquear por completo tu sonrisa.

Consejos y advertencias

  • Nunca blanquees los dientes de los niños con esta mezcla. El peróxido de hidrógeno puede ser tóxico si se traga, y el tratamiento puede dañar los delicados dientes de un bebé.

Más galerías de fotos



Escrito por katie leigh | Traducido por pau epel