Removedor de vello de miel y limón

Puedes combinar la miel y el jugo de limón para crear una solución natural para eliminar el vello. Unidos, la miel y el jugo de limón forman un tipo de cera que puede aplicarse sobre la piel y levantarse para remover el vello desde la raíz. Aunque puedes comprar ceras a base de miel y limón, esta mezcla puede hacerse en casa de forma económica. De la misma manera han sido utilizadas las ceras de azúcar a través del Medio Oriente por siglos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 3 tazas de miel
  • 2 cucharaditas de jugo de limón
  • 1 olla
  • 1 termómetro para dulce (opcional)
  • 1 tira de muselina de algodón (opcional)
  • 1 espátula o paleta (opcional)

Instrucciones

  1. Combina la miel y el jugo de limón en una olla. Llévalo a ebullición a fuego medio y luego hiérvelo aproximadamente por 15 minutos. Cuando la mezcla oscurezca y se espese, retírala del fuego. Si estás familiarizada con la elaboración de dulce o estás utilizando un termómetro para dulce, esto debe ocurrir en el punto de bola suave o a los 238 grados Fahrenheit.

  2. Deja que la mezcla se enfríe un poco dentro de la olla antes de pasarla a un contenedor plástico hermético. Enfríala a temperatura ambiente o utilízala tibia con las tiras de muselina.

  3. Utiliza las yemas de tus dedos para tomar un puñado de cera fría. Aplánala y estírala entre las palmas de tus manos a un grosor de 1/8 a 1/4 de pulgada, sugiere Beauty Fitness Savvy. Presiónala sobre la piel. Termina de colocarla, sostén tu piel firmemente y luego jala la cera de tu piel. Retira la cera en dirección opuesta del crecimiento del vello. Dobla la cera y aplánala nuevamente para utilizarla sobre otra área de la piel.

  4. Calienta la cera de miel y limón en baño de María o en tu microondas, si prefieres utilizar tiras de muselina. Pruébala para asegurarte de que no esté muy caliente y espárcela en una capa fina sobre tu piel con una espátula o paleta, recomienda HowtoSugarWax.com. Presiona la tira de muselina sobre la cera y déjala reposar ligeramente. Jala la muselina y la cera de la piel con la dirección opuesta del crecimiento del vello.

  5. Repite el proceso para remover el resto de vello indeseado. Desecha la cera de miel y limón o las tiras de muselina después de utilizarla. Lávate con agua tibia para remover el residuo de la piel.

Consejos y advertencias

  • Las sobras de cera pueden almacenarse en un contenedor hermético a temperatura ambiente o cómela como un bocadillo dulce de limón.
  • La cera de miel y limón puede ser algo incómoda. Pruébala sobre las áreas de piel menos sensibles como las piernas, antes de intentar utilizarla sobre la línea de bikini o en las axilas.
  • El enrojecimiento después de la depilación es común, pero debe desaparecer en unas cuantas horas.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle powell-smith | Traducido por alejandra rojas