¿Las remolachas son buenas para perder peso?

La remolacha (beet) es una raíz vegetal similar a su primo el nabo (turnip). Las remolachas son una buena adición a tu programa de pérdida de peso, ya que no contienen grasa. Como una fuente inagotable de vitaminas y minerales, la remolacha ayuda a mantener un cuerpo lleno de energía saludable siendo beneficiosa para tu dieta. Las remolachas pueden ayudar a tu pérdida de peso al reducir el colesterol debido a su alto contenido de fibra.

Densidad calórica

La densidad calórica, a veces conocida como densidad de energía, es la medición de calorías por peso de la comida. Comer alimentos con una densidad baja en calorías te hará sentirte satisfecho con menos calorías. Media taza de remolachas cocidas en rodajas contiene 37 calorías, considerada una opción media de calorías, de acuerdo con Calorie King.

Nutrición

Las remolachas no contienen colesterol ni grasa y están llenas de nutrición. Reference.com indica que las remolachas proporcionan un 6 por ciento del valor diario de vitamina C y 2 por ciento del DV para el calcio. Las remolachas contienen 55 mg de sodio por cada media taza, que es el 2 por ciento de tu valor diario recomendado. La basa de datos de U.S. National Nutritional enumera media taza de remolachas cocidas en rodajas con un contenido de 20 mg de magnesio, 32 mg de fósforo, 259 mg de potasio y 0,67 mg de hierro. Las remolachas son ricas en ácido fólico, lo que previene los defectos de nacimiento y ayuda en el desarrollo celular.

Fibra

Las remolachas son una buena fuente de fibra dietética, mitad soluble mitad insoluble. Ambos tipos tienen un papel en la lucha contra la grasa mediante el mantenimiento de la función intestinal adecuada y reducir los niveles de colesterol, ventajosas para la pérdida de peso. En un estudio en animales por el Research Institute of Nutrition, de la república Eslovaca, la fibra de remolacha roja redujo el colesterol en un 30 por ciento, 40 por ciento de reducción de triglicéridos y un aumento de los niveles de colesterol HDL.

Beneficios en la salud

Science Daily informó que beber un vaso de jugo de remolacha puede reducir la presión arterial. Los investigadores de Barts y la London School of Medicine encontraron que la presión arterial se redujo en una hora después de consumir jugo de remolacha y continuaron cayendo durante tres o cuatro horas después de la ingestión. El Prof. Amrita Ahluwalia, director del estudio, sugiere que beber jugo de remolacha puede no sólo disminuir la presión arterial, sino también mantener un sistema cardiovascular saludable.

Sugerencias de cocimiento


Las remolachas frías hacen una adición sana a la ensalada.

Hay muchos tipos de remolacha, y se pueden comer crudas, hervidas, al horno o en escabeche y servir como un vegetal con un plato principal, en ensaladas o en sopas y guisos. Frota las remolachas bien antes de cocinarlas. Las remolachas son más fáciles de pelar una vez cocidas, pero usa guantes desechables para evitar mancharte las manos. Para retener los jugos y sabores, hornea o cocina en microondas la remolacha en rodajas. Sazona la remolacha con aceite de oliva, jugo de limón o hierbas frescas. La remolacha refrigerada puede ser rebanada o cortada en julianas y sazonadas con una vinagreta. Combina con pepinos en rodajas y cualquier otro vegetal favorito para una ensalada colorida, sugiere FoodReference.com.

Más galerías de fotos



Escrito por gord kerr | Traducido por verónica sánchez fang