Remedios para la tos: jengibre, miel y limón

La tos puede ser un síntoma de irritación de los bronquios, de un irritante del medio ambiente, como el humo del cigarrillo o el polen, o una enfermedad respiratoria, como un resfriado, gripe o bronquitis. Si tienes una tos persistente, consulta a tu médico para determinar la causa y el mejor curso de tratamiento. Los remedios herbarios como el jengibre, limón y la miel pueden trabajar con tu tratamiento médico prescrito para aliviar la tos y los síntomas concomitantes, tales como dolor de garganta.

Limón

El jugo de limón contiene ácido ascórbico o vitamina C. La vitamina C ayuda a la función inmune y, si la tos es causada por un virus o una bacteria, le ayudará a tu cuerpo a combatir la infección. El ácido en el jugo también ayuda a limpiar la flema en la garganta, lo que puede contribuir a una tos, de acuerdo con Linda B. White, MD, autora de "The Herbal Drugstore (La farmacia de hierbas)". Para usar el jugo de limón solamente, mezcla 1 cucharadita en agua caliente o té caliente, para ayudar a aclarar la garganta. También puedes inhalar el vapor de la bebida caliente para despejar el pecho y los senos paranasales.

Miel

La Dra. White recomienda la miel por sus propiedades analgésicas suaves. La miel también actúa como un antibiótico tópico y puede ayudar a neutralizar las bacterias en la garganta, como de la faringitis y bronquitis, que pueden contribuir a una tos. Cuando se combina con agua caliente y limón, limpia el moco de la garganta y proporciona un recubrimiento suave para aliviar la irritación, por lo general, causada por la tos. Puedes añadir 1 cucharadita de miel a una bebida caliente o una mezcla de zumo de limón con dos partes de miel en una botella y tomar 1 a 2 cucharaditas por hora en forma de jarabe para la tos o añadir la mezcla a una bebida.

Jengibre

La raíz del jengibre se utiliza principalmente para las náuseas y es un conocido remedio herbal para el mareo, de acuerdo con la Universidad de Maryland Medical Center. También se cree que la hierba reduce la inflamación y puede ser eficaz en la reducción de la inflamación bronquial asociada con ciertas enfermedades respiratorias, como la bronquitis. El jengibre también puede aliviar el dolor de garganta asociado con los resfriados y la gripe. Para los síntomas del resfriado y la gripe, UMMC recomienda que agregues 2 cdas. de raíz de jengibre fresco, rallado en una taza de agua caliente y beberlo dos veces al día. Añade 2 cucharadas de miel y 1 cucharadita de jugo de limón para potenciar los efectos.

Consieraciones

El jengibre contiene compuestos de plantas llamados fenoles que pueden interactuar con ciertos medicamentos. Dado que el jengibre tiene propiedades anticoagulantes, aquellos en un tratamiento de warfarina o aspirina deben evitar el consumo de jengibre. El consumo excesivo del jugo de limón o jengibre puede causar malestar gastrointestinal o irritación en la boca. Los padres deben evitar la alimentación de miel, o jengibre, a los niños menores de 2 años de edad. Para niños mayores de 2, los padres no deben usar más de un tercio de la dosis de adultos de jengibre. Consulta a tu médico antes de comenzar cualquier régimen de hierbas.

Más galerías de fotos



Escrito por andy jackson | Traducido por sofia loffreda