Remedios para niños que se despiertan a la mitad de la noche

No es tan poco común que un niño se despierte a mitad de la noche de vez en cuando, pero cuando el niño hace de esto un hábito, este hecho se vuelve un problema para la familia entera. La privación del sueño afecta más que solo a tu estado de ánimo. Puede disminuir tu habilidad de concentración, también. Los bebés deben de poder dormir toda la noche a la edad de 6 meses de edad, lo confirma el Hospital Infantil de Seattle. Los padres tienen qué implementar unos cuantos remedios para hacer que los niños mayores de 6 meses duerman toda la noche sin despertarse.

Auto confort

Observa la rutina que utilizas para hacer que tu niño se quede dormido. ¿Lo arrullas, le sobas la espalda o le cantas para dormir? Si es así, él estará necesitando estos rituales para quedarse dormido en caso de que se despierte a mitad de la noche. De acuerdo con el Hospital Infantil de Colorado, esto se debe a una pobre asociación al principio del sueño. En su lugar, deja que tu hijo se quede dormido, por él mismo, solo. Así cuando se despierte a las 2 a.m., él mismo podrá reconfortarse hasta volver a quedarse dormido.

Emplea un objeto transicional

Algunos niños se despiertan a mitad de la noche y se inquietan al ver que no están sus padres presentes. Esta es una forma de ansiedad por separación. El Sistema de Salud de la Universidad de Michigan recomienda que utilices un objeto transicional, si esta es la causa de que tu hijo no duerma. Los objetos transicionales comúnes incluyen un oso Teddy, su cobija favorita o un muñeco. Cuando tu hijo se despierte a mitad de la noche, el objeto favorito le reconfortará. Así, podrá volver a quedarse dormido por él mismo.

Atmósfera confortable

Situaciones como ruidos altos y temperaturas de calor pueden afectar el sueño en los niños. Crear un ambiente agradable puede ser todo lo que necesites para que tu hijo se mantenga dormido durante la noche. Empieza por eliminar la TV, las consolas de videojuego y las computadoras del cuarto de tu hijo y mantén un termostato a nivel más bajo durante la noche. Apaga las luces de la recámara. Si tu hijo teme la oscuridad, una luz de noche le podrá ayudar.

Rutina frecuente

Los niños desarrollan rutinas, por lo que tiene sentido el de crear una rutina estricta para que resulte en que se despierte menos durante la noche. La clínica de Cleveland indica que el no apegarse a una hora para dormir, la hora de despertar y las siestas pueden provocar en el niño experiencias de malas noches de sueño. La clínica también establece que las siestas no deben de ocurrir demasiado tarde durante el día o que sean demasiado cortas. Tomará una o dos semanas a tu hijo para que se acostumbre a su nuevo horario, pero después de que lo haga, te empezarás a dar cuenta de la mejora en el niño a la hora de dormir.

Más galerías de fotos



Escrito por alicia bodine | Traducido por elizabeth garay ruiz