Remedios para las náuseas matutinas

Aproximadamente el 70 al 85 por ciento de las mujeres experimentan náuseas matutinas al comienzo del embarazo, de acuerdo con la American College of Obstetricians and Gynecologists. Las náuseas y/o vómitos suelen comenzar alrededor de la semana 4 a 9 de embarazo y desaparecen para la semana 16. No obstante, algunas mujeres siguen teniendo náuseas matutinas durante el embarazo. Los remedios caseros simples suelen ayudar a reducirlas. Pero si no puedes retener nada y estás perdiendo peso, llama a tu médico. Podrías necesitar una medicación prescripta para ayudarte a lidiar con tus náuseas matutinas.

Estrategias

Las medidas simples, como comer alimentos blandos, como galletas saladas, antes de salir de la cama por la mañana podría disminuir las náuseas. Comer pequeños bocadillos que son altos en carbohidratos y bajos en grasa cada 1 a 2 horas para que tu estómago nunca esté completamente vacío también podría ayudar. Evita comer y beber al mismo tiempo, pero bebe al menos 64 onzas de fluidos diarios. Los fluidos fríos podrían reducir las náuseas. Pregúntale a tu médico sobre evitar píldoras de hierro en las primeras semanas de embarazo, ya que el hierro puede causar malestar estomacal.

Nutrientes específicos

Aumentar tu ingesta de proteínas podría ayudar con las náuseas matutinas. Podrías encontrar que el té de menta (peppermint) o las golosinas de menta son útiles. La American College of Obstetricians and Gynecologists recomienda vitamina B6 como terapia de primera línea para las náuseas matutinas. El jengibre (ginger) también podría ayudar. Antes de tomar cualquier suplemento durante el embarazo, discútelo con tu proveedor médico.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por paula ximena cassiraga