Remedios naturales para el mal olor en las axilas

El mal olor en las axilas se desarrolla cuando las bacterias se alimentan del sudor graso producido por las glándulas sudoríparas apocrinas.

El mal olor en las axilas se desarrolla cuando las bacterias se alimentan del sudor graso producido por las glándulas sudoríparas apocrinas.

El mal olor en las axilas se desarrolla cuando las bacterias se alimentan del sudor graso producido por las glándulas sudoríparas apocrinas. Si bien es un problema cosmético, el mal olor en las axilas rara vez es grave. Un cambio repentino en el olor puede indicar una enfermedad potencialmente grave, como insuficiencia renal o cetoacidosis diabética. Por lo tanto, los nuevos casos de mal olor corporal requieren una consulta médica. Mantener las axilas secas y controlar el crecimiento de bacterias son las metas del tratamiento primario. En general, los remedios caseros son tan eficaces en la eliminación del olor en las axilas como los tratamientos tradicionales.

Limpieza e higiene general

Los baños diarios reducen el número de bacterias debajo de los brazos, que ayuda a mantener el mal olor bajo control. Durante el verano, cuando la sudoración es más frecuente, los casos graves de mal olor en las axilas pueden requerir el lavado dos veces al día con un jabón antibacterial y agua tibia. Lava la ropa con agua caliente y jabón para eliminar la suciedad y el aceite, y usa sólo camisas y ropa interior limpias. Se recomienda usar ropa hecha de fibras naturales, como el algodón y la seda, ya que absorben la humedad y permiten que la piel respire. En el ejercicio, opta por telas que absorban la humedad de las axilas para evitar malos olores.

Restricciones alimentarias

Los estimulantes, tales como cafeína, aumentan la actividad de las glándulas apocrinas. Por lo tanto, eliminar la cafeína puede reducir el olor corporal. Según el Dr. Andrew Weil, las comidas picantes y el alcohol son otros colaboradores de consumo habitual al mal olor en las axilas. Health911 afirma que algunas personas pueden desarrollar un muy mal olor corporal en respuesta a las dietas especiales o el consumo excesivo de ciertos alimentos. Eliminar alimentos potencialmente detonantes, como el pescado, el hígado, los huevos, las legumbres y los alimentos fritos de la dieta durante una o dos semanas es generalmente suficiente para determinar si son necesarios los cambios en la dieta para reducir el mal olor en las axilas.

Vinagre, hamamelis, peróxido y aceite del árbol de té

De acuerdo con la Universidad de Columbia, el vinagre de sidra de manzana, el vinagre blanco y el agua de hamamelis reducen el mal olor en las axilas al disminuir el pH de la piel. La bacteria responsable del mal olor en las axilas no puede sobrevivir cuando el pH de la piel es bajo. Para combatir el mal olor, empapa un algodón en agua de hamamelis o vinagre y aplica a las axilas en lugar de, o antes, del desodorante. Health911 establece que el peróxido de hidrógeno al 3 por ciento es eficaz contra el olor corporal cuando se diluye con agua y se utiliza como un enjuague de la piel. El aceite del árbol de té también puede ser beneficioso debido a sus propiedades antibacterianas.

Bicarbonato de sodio y almidón de maíz

El bicarbonato de sodio y el almidón de maíz se pueden utilizar de forma individual o en conjunto para ayudar a eliminar el mal olor en las axilas. HyperhidrosisWeb afirma que el bicarbonato de sodio, cuando se aplica a las axilas, ayuda a absorber el sudor, a matar las bacterias, y actuar como un desodorante. Aplica el polvo directamente en las axilas secas. El almidón de maíz es muy absorbente y puede ser más útil que el bicarbonato de sodio en los casos de sudoración excesiva. Los dos también se pueden mezclar juntos para una aplicación combinada.

Reducción del estrés

El estrés, la ansiedad, la ira y la excitación aumentan la producción de sudor. Aprender a controlar estas emociones puede reducir la humedad de las axilas y el mal olor. Las técnicas de relajación, como la meditación, el yoga, la biorretroalimentación, y la visualización guiada son reductores de estrés eficaces para muchas personas. El estrés crónico o ansiedad pueden requerir evaluación y tratamiento profesional.

Otros remedios caseros

Una variedad de suplementos y alimentos están disponibles para reducir de forma natural el mal olor en las axilas. El Dr. Andrew Weil, recomienda el extracto de té verde por sus propiedades antibacterianas naturales, y la Universidad de Columbia sugiere tomar suplementos de hierba de trigo o de clorofila con las comidas para desodorizar el sudor de la axila. El magnesio, el zinc y el complejo B pueden ayudar a reducir el mal olor corporal natural del cuerpo, de acuerdo con Health911. El romero diluido también funciona como un desodorante natural para algunas personas.

Más galerías de fotos



Escrito por sandra ketcham | Traducido por roberto garcia de quevedo