Remedios naturales para limpiar la cara

Para conseguir remedios limpiadores faciales completamente naturales y amigables para tu billetera, cancela tu siguiente cita al spa y en vez de eso ve a tu cocina. Después de eso te preguntarás cómo viviste antes sin ellos. Los faciales con comida han sido populares con las mujeres hermosas desde tiempos inmemoriales. Con unos cuantos ingredientes fáciles de obtener y que puede que ya tengas a la mano, estarás en camino hacia una piel radiante naturalmente.

Fabulosos exfoliantes faciales

Establecer un régimen facial diario ayuda a mantener a tu piel saludable y los exfoliantes son un excelente lugar para comenzar. Antes de dormir, usa un exfoliante facial para retirar tu maquillaje, la piel muerta y la suciedad acumulada a lo largo del día. Para usar un exfoliante, comienza humedeciendo tu cara con agua caliente. Toma el exfoliante de tu elección y aplícalo en tu cara usando las yemas de tus dedos o un cepillo facial de cerdas suaves. Masajea suavemente el exfoliante en tu cara con movimientos circulares, teniendo cuidado de evitar el área delicada de los ojos. Por último, enjuaga tu cara con agua caliente y seca suavemente.

Vapor

La limpieza profunda de un facial semanal con vapor hidrata, mantiene a la piel suave y abre suavemente los poros. Las hojas de menta, los tés herbales, las flores de lavanda y las hierbas secas, como el romero o la salvia, son excelentes opciones para hacer faciales con vapor con los beneficios de la aromaterapia. Coloca tus ingredientes en un tazón mediano y vierte agua caliente sobre el contenido del tazón (la temperatura no debe exceder los 140 grados Fahrenheit). Recoge tu cabello e inclínate sobre el tazón con una toalla alrededor de tu cabeza para atrapar el vapor. Después de 10 minutos, salpica tu cara con agua fría y da toques con una toalla para secarla. Si actualmente estás experimentando un brote de acné, o si tienes rosácea, evita usar vapor ya que este puede irritar la condición.

Mascarillas caseras fáciles

Ningún facial está completo sin una mascarilla. Estas son limpiadores más intensivos y no deben ser usados más de una vez a la semana. Las frutas, los granos, la crema de leche, la miel, los huevos y cualquier otro ingrediente poco costoso puede ser usado para hacer mascarillas con comida. Estas mascarillas pueden ser tan elaboradas o simples como quieras. Si tienes poco tiempo, frota fresas, piña o papaya cortada en tu cara y enjuaga después de 10 minutos. Las enzimas en estas frutas descomponen las células muertas de la piel y dejan a tu piel fresca y brillante. Al usar mascarillas con pedazos grandes, limpia el exceso de ingredientes con un trapo antes de lavar tu cara para evitar tapar el desagüe.

Entendiendo los tónicos

Los tónicos a menudo son una idea de último minuto cuando se trata de rutinas para el cuidado de la piel. Usualmente aplicados diariamente en la cara recién lavada, los tónicos ayudan a eliminar los últimos rastros de cualquier limpiador o exfoliante que hayas usado. El hamamelis y el agua de rosas son dos tónicos populares usados por sus diferentes cualidades. El primero es un astringente natural, mientras que el último es un suavizante aromático. Para usar tónicos, satura una bolsa de algodón limpia y frótala suavemente en toda tu cara. Como un vigorizante refrescante en la mitad del día, mantén una botella pequeña de tónico en el refrigerador y rocía tu cara cuando lo necesites.

Más galerías de fotos



Escrito por tara thomas | Traducido por ana maría guevara