Remedios naturales para el dolor en las espinillas

El síndrome de estrés medial de la tibia, o MTSS (por sus siglas en inglés), es el nombre médico del dolor de espinillas. Esta afección causa dolor en el hueso de la tibia, que se encuentra en el frente de la espinilla. Cuando tienes esta afección, por lo general no es necesario tomar medicamentos. Tu mejor opción es usar remedios naturales que puedes realizar en casa.

Calzado nuevo

Usar zapatillas gastadas cuando haces ejercicio y deportes puede tener un efecto adverso en tus patrones de movimiento. Esto puede ejercer una presión excesiva en los músculos tibiales anteriores y provocar dolor en tus espinillas. Los tibiales anteriores son los músculos que puedes sentir en tus espinillas. Como tratamiento y medida preventiva, cómprate un nuevo para de zapatillas para correr. También puedes hacer una cita con un podólogo para hacerte prótesis a medida.

Descanso

Cuando eres un atleta ávido, puede ser difícil hacerte a la idea de dejar de hacer ejercicio, pero esto es importante cuando se trata de dolor en las espinillas. Incluso si tienes calzado nuevo y caminas o corres continuamente, esto no les da tiempo de descansar a tus espinillas. Deberías descansar hasta que no sientas dolor en tus actividades diarias, según lo expresa el sitio web de la Rice University.

Estiramiento

La rigidez en los músculos tibiales anteriores y los de la pantorrilla pueden aumentar las posibilidades de tener dolor en las espinillas. Estirando estos músculos regularmente puedes tratar el dolor y ayudar a evitarlo. Para estirar las pantorrillas, coloca las bolas de tus pies descalzos sobre un escalón y baja lentamente tus talones doblando las rodillas. Detente cuando sientas un buen estiramiento en la parte trasera inferior de tus piernas y mantén la posición durante 30 a 45 segundos. Para estirar los músculos tibiales anteriores, siéntate en el piso con las piernas derechas y juntas frente a ti. Haz que alguien coloque sus manos en tus pies y los empuje lentamente hacia el piso. Cuando sientas un buen estiramiento en las espinillas, mantén durante 30 a 45 segundos. En ambos casos, haz estos estiramientos con cuidado y libéralos lentamente.

Hielo

Para obtener mejores resultados, aplica un envase de hielo en la espinilla afectada durante 15 a 20 minutos a la vez, de cuatro a ocho veces por varios días, según aconseja el sitio web de la MayoClinic. La mejor forma de hacerlo es envolver varios cubos de hielo en una toalla y sostenerla contra la espinilla.

Sustitución de ejercicios

Correr cuesta abajo, hacer movimientos bruscos repetitivos y correr sobre un terreno desparejo son causa comunes del dolor de las espinillas. Una vez que hayas descansado tus piernas y estés listo para comenzar a entrenar otra vez, haz cambios en tus rutinas irregulares. Por ejemplo, en lugar de hacer intervalos de velocidad en pendiente en los cuales corres cuesta arriba y trotas cuesta abajo, realiza entrenamiento elíptico o ciclismo bajo techo. Haciendo estos ejercicios, aún puedes lograr fuerza y capacidad aeróbica, pero no tendrás que preocuparte por el impacto.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por maria eugenia gonzalez