Remedios naturales para el cabello graso

El cabello graso por lo general es un problema con el cuero cabelludo graso. El cabello en si mismo no produce aceite, pero las glándulas sebáceas en la parte inferior de cada cabello producen un aceite llamado sebo, según explica el sitio web Columbia University on its Go Ask Alice. Por lo tanto, las personas con la mayor cantidad de cabellos, por lo general los rubios y los que tienen cabello fino, tienen las glándulas que más producen aceite y son los que probablemente luchan contra el cabello graso. Este problema generalmente se puede solucionar naturalmente.

Rizar

El cabello lacio acumula y muestra grasa más fácilmente que el cabello rizado, según señala Columbia University. En algunos casos, simplemente rizar el cabello puede evitar la acumulación excesiva de grasa y hacer que el aceite llegue al cabello menos visible.

Limitar el cepillado

Cepillar o peinar tu cabello lleva el aceite desde el cuero cabelluda sobre los cabellos, como señala MedlinePlus. Cepilla o peina tu cabello con la menor frecuencia posible. Cuando lo hagas, cepilla lentamente y evita tocar tu cuero cabelludo.

Evita los productos para el cabello

El acondicionador agrega aceite al cabello, por lo que es mejor evitarlo, según aconseja el Dr. Thomas Goodman, Jr., dermatólogo y profesor de dermatología del Tennessee Center for Health Sciences,en "The Doctors Book of Home Remedies". Otros productos para peinar, como la laca para el cabello, el gel y el mousse, también agregar aceite al cabello, por lo que evítalos también.

Astringente para el cuero cabelludo

Un astringente aplicado directamente en el cuero cabelludo después del lavado puede disminuir considerablemente la grasa que se distribuye sobre el cabello. Para una opción natural, coloca hamamelis cobre tu cuero cabelludo, según sugiere el especialista en cuidado del cabello Philip Kingsley en "The Doctors Book of Home Remedies".

Enjuagues naturales

Ciertos enjuagues naturales ayudan a curar el cabello graso cuando se usan después del champú. Mezcla 1 cucharadita de vinagre de manzana en 1 pinta de agua para una opción. Como alternativa, enjuaga con el jugo de dos limones mezclados en 1 cuarto de agua, según recomienda el estilista David Daines en "The Doctors Book of Home Remedies".

Controla el estrés

La hormona andrógeno regula la producción de sebo, y el estrés estimula la producción de andrógeno, algunas veces llevando a un aumento de la producción de aceite, según la Columbia University. Controla el estrés para mantener baja la producción de aceite de tu cuerpo de forma natural. Prueba hacer ejercicio, técnicas de respiración profunda, acupresión, masajes, yoga u otras actividades que te ayudan a aliviar el estrés.

Evita el calor y la humedad

El calor y la humedad aceleran la producción de aceite, por lo que evita esas condiciones lo más posible. Evita hacer ejercicio en el exterior en el clima caluroso y húmedo.

Más galerías de fotos



Escrito por jon mohrman | Traducido por maria eugenia gonzalez