Remedios naturales para aliviar los gases en infantes

Un bebé probablemente sufra dolores por gases a las 3 a 6 semanas de edad, según Dr. Alan Greene en un artículo de Parents.com. El gas típicamente se debe a que el bebé absorbe aire extra mientras se alimenta, pero la dieta de la madre puede influenciar también. No hace falta dirigirse de inmediato a la medicación; en cambio, calma a tu niño a través de remedios naturales.

Examina tu dieta

Si tu bebé está amamantando, tal vez puedas solucionar el problema con los gases al eliminar alimentos de tu dieta. Los alimentos que hacen que el bebé tenga gases dependen del niño, ya que algunos alimentos pueden hacer que unos bebés tengan gases pero que otros se sientan bien. Si notas una reacción evidente del niño después de amamantarlo, retira ese alimento para determinar si marca la diferencia, afirma Kelly Bonyata, una consultora de lactancia certificada por el consejo. Las verduras que generan gases, como brócoli, repollo y judías presentes en la dieta de la madre pueden causar dolores por gases en los infantes que están amamantando, según Dr. Marinne Neifert en un artículo de Parents.com.

El poder del eructo

Debido a que la mayoría de los gases se deben a la ingesta de aire en exceso, tiene sentido que hacer eructar al bebé a la mitad del amamantamiento ayude a solucionar este problema. No obstante, la clave es hacerlo eructar en pausas naturales durante el amamantamiento, como después que termine de amamantar de un pecho. Al interrumpir el amamantamiento para eructar, prolongas el tiempo de amamantamiento y el bebé puede tragar más aire.

Frotar la barriga

Si el eructar no funciona, calma el dolor y ayuda al gas atrapado a moverse. Acuesta a tu infante en su espalda y suavemente masajea su barriga con un movimiento en sentido horario. Si no funciona, colócalo en la posición para aliviar el cólico; esta es colocar al infante boca abajo sobre tu brazo. Sostén su cabeza con tu mano y coloca sus piernas a cada costado del codo. Utiliza tu otra mano para sostener al bebé y camina.

Sobre remedios de hierbas

Ciertos remedios de hierbas, como té de menta, pueden ayudar a aliviar el gas del bebé, no obstante, Bonyata no recomienda utilizar estas opciones en bebés pequeños. Estos productos no han sido probados en infantes por seguridad ni efectividad, por lo que pueden ser peligrosos y causar una reacción. Además, alimentarlo con otra cosa aparte de la leche materna o fórmula para niños puede interrumpir su flora intestinal y el bebé puede ser más susceptible a las heridas.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah collins | Traducido por silvina ramos