Remedios herbolarios para la hiperhidrosis

La hiperhidrosis es el término médico para la sudoración excesiva. Esta condición afecta más comúnmente las palmas de las manos, las plantas de los pies y las axilas. La hiperhidrosis puede afectar significativamente tu calidad de vida y puede causar mucha pena o ansiedad. Si estás pensando en tomar remedios a base de hierbas para tratar esta condición, consulta con tu médico para revisar los procedimientos, tratamientos alternativos y los riesgos.

Hiperhidrosis

Hay muchas causas posibles de la hiperhidrosis. Los siguientes factores pueden causar sudoración excesiva: ciertos medicamentos, los sofocos relacionados a la menopausia, los niveles bajos de glucosa en la sangre, glándula tiroides hiperactiva, leucemia, linfoma, ataques al corazón y algunas enfermedades infecciosas. Algunos de los signos más evidentes de la enfermedad incluyen sudoración frecuente que sale de la ropa y gotas de sudor excesivas en la cara, las axilas o los pies. Las infecciones de las uñas por hongos, infecciones bacterianas y la ansiedad social, son las posibles complicaciones asociadas con esta enfermedad.

Utilización de hierbas

Las hierbas son un método de tratamiento natural utilizado muchas veces para ayudar a reducir o eliminar la transpiración excesiva y no deseada. El cohosh negro y el trébol rojo pueden ayudar a los síntomas de la menopausia, que pueden incluir sofocos y sudoración espontánea. Otras hierbas que pueden ser útiles para tratar la hiperhidrosis, especialmente los sudores nocturnos, incluyen la schisandra, salvia y peonía blanca. Las hierbas que estimulan la sudoración y se deben evitar incluyen la baya del saúco, flores de tila, hisopo, menta y la raíz de pleuresía.

Una hierba popular

La schisandra es un remedio herbolario popular para tratar la hiperhidrosis. El Dr. Sharol Tilgner herbolario experto y médico naturópata, afirma que esta planta tiene propiedades antibacterianas, anti ulcéricas, antioxidantes y adaptogénicas. La schisandra estimula la producción de fluidos corporales y detiene la transpiración espontánea, incluyendo los sudores nocturnos. Esta hierba es un calmante sedativo que reduce los efectos estimulantes de la cafeína. La schisandra es un arbusto autóctono de Asia oriental. Las bayas del arbusto se utilizan en las preparaciones de hierbas. Esta hierba también ayuda a tratar la resequedad y la sed causada por la fiebre.

Consideraciones

Si experimentas sudoración excesiva constante o frecuentemente, visita al médico para un examen y evaluación. Una afección subyacente puede ser la causa de los síntomas, y te recomendará las opciones de tratamiento apropiadas para ayudar a resolver el problema. Aunque las hierbas por lo general se consideran seguras, se deben utilizar bajo la supervisión de un profesional de la salud calificado, como un médico naturópata o alópata entrenado en medicina botánica. Si estás embarazada, siempre debes tener precaución cuando uses hierbas.

Más galerías de fotos



Escrito por robyn hughes | Traducido por daniela fedorov