Remedios herbarios nativos norteamericanos

Los nativos norteamericanos tienen una larga tradición de remedios a base de hierbas naturales. Los líderes espirituales, a veces conocidos como curanderos, usaban diferentes plantas, raíces y hierbas para curar a los miembros de la tribu. Dichas plantas varían dependiendo de la tribu y su ubicación geográfica. Parte del tratamiento consiste en el ritual para equilibrar el espíritu y el cuerpo. Esta tradición continúa hasta hoy.

Resfriados

Dependiendo de la tribu, hay una variedad de hierbas para el resfriado. Los Iroquois utilizan el jengibre silvestre. Los Menominees, Alabama, Creeks, Iroquois y Mohegans utilizan el té de boneset (Eupatorium L. perfoliatum de Asteraceae) para tratar diferentes síntomas de la gripe, como la fiebre, dolor de estómago y dolores en el cuerpo. Se utiliza principalmente para tratar la fiebre, pero puede causar diarrea si se consumen grandes cantidades de té, de acuerdo con Drugs.com. El jengibre silvestre (Asarum canadense) es similar al jengibre comercial en sabor y valor medicinal. Los nativos norteamericanos lo utilizan para tratar el dolor de estómago, de acuerdo con National Parks Service. Boneset y el jengibre silvestre son sólo dos de las más de 140 hierbas medicinales nativas de América del Norte, de acuerdo con National Parks Service.

Estreñimiento

Los nativos norteamericanos en el noroeste del Pacífico utilizan la corteza del espino para tratar el estreñimiento. Este es un laxante presente en las farmacopeas de más de 17 de países, de acuerdo con Gentcar Natural Ingredients (GNI), una compañía que extrae y purifica plantas. La cáscara sagrada proviene de la corteza del árbol de espino cerval, según National Parks Service. Su nombre significa "corteza sagrada" por sus propiedades curativas. El "New York Times" señaló, en un artículo publicado el 09 de febrero 1999, que "los laxantes naturales como la cáscara sagrada son tan adictivos y perjudiciales para el colon como los laxantes vendidos como drogas".

Quemaduras

Los indios Kiowa usan el cardo de espinas amarillas para tratar las úlceras en la piel y quemaduras. Hierven sus flores y aplican el líquido a la quemadura o piel irritada.

Dolor de cabeza

Los indios Onondaga del estado de Nueva York utilizan el poleo (Mentha pulegium, pulegioides Hedeoma) para el tratamiento de los dolores de cabeza. Hierven las hojas y beben el té. El poleo es un miembro de la familia de la menta y crece en todo el noreste de América y Canadá. Tiene una toxicidad severa de 5 g por dosis y no se considera seguro para su uso, de acuerdo con drugs.com.

Inflamación e hinchazón

Los Menominees utilizan hamamelis (Hamamelis virginiana L.) para reducir la hinchazón y la inflamación. Hierven las hojas y frotan el líquido en el área que necesita tratamiento. Un estudio realizado en 1994 en el Department of Physiology and Pharmacology de la University of Strathclyde in Glasgow, Reino Unido, concluyó que el hamamelis realmente contiene sustancias antiinflamatorias.

Más galerías de fotos



Escrito por caroline thompson | Traducido por barbara obregon