Remedios para los dolores en las articulaciones por correr

Si bien los deportes pueden calmar el cuerpo y relajar la mente, correr es una tarea muy demandante para el organismo. Con cada contacto con el suelo, tus tobillos, rodillas y caderas reciben una importante descarga de fuerza. Como resultado, muchos corredores experimentan dolores en estas articulaciones. Afortunadamente, varios remedios para los dolores de articulaciones pueden aliviar los efectos negativos que tiene el correr.

Terapia de frío

Cuando surge el dolor, suele sentirse como un fuego en las zonas afectadas. Utiliza la terapia de frío para aliviar el dolor y reducir la inflamación. Cuando aplicas frío contra la piel, provocas que los vasos sanguíneos se achiquen. Como resultado, fluye menos sangre en el área. Dado que estos fluidos son los responsables directos por la inflamación, aplicar frío debería evitar la inflamación en gran medida. Generalmente, la terapia de frío suele utilizarse ni bien aparece el dolor, mientras que la terapia de calor se usa como seguimiento. Puedes utilizar paquetes de hielo, gel térmico o compresas frías.

Terapia de calor

Cuando tus articulaciones te duelan, utiliza la terapia de calor para aliviar el dolor. El calor es más que un liberador de dolor. Cuando aplicas el calor contra la piel, provoca que los vasos sanguíneos se ensanchen. Como resultado, la sangre fluye en mayor medida en la zona. Este efecto es beneficial debido a que las toxinas nocivas pueden ser alejadas de las articulaciones. El calor también reduce la rigidez y aumenta el rango de movilidad de la articulación, haciendo que una actividad física, como correr, sea mucho más sencilla. Como lo explica Tylenol.com, para realizar terapia de calor puedes utilizar mantas eléctricas, almohadillas de calor, baños cálidos, toallas calientes o cera parafina.

Medicación

Las drogas anti-inflamatorias libres de esteroides (NSAID) o el acetaminofeno (Tylenol) pueden ser utilizadas efectivamente para aliviar el dolor de las articulaciones al correr. Las NSAID incluyen a las aspirinas, ibuprofeno y al naproxeno. Una vez consumido, el acetaminofeno trabaja bloqueando los receptores de dolor del cerebro, mientras que las drogas NSAID evitan la transmisión de impulsos de dolor entre los nervios. Ambas medicaciones son efectivas para reducir el dolor, pero sólo las NSAID pueden disminuir la inflamación. Tomar alguna de estas drogas suele ser relativamente seguro. El uso durante un largo tiempo, no obstante, puede hacer que se presenten ciertos efectos secundarios. Por este motivo, suele ser mejor que te pongas en contacto con tu médico de cabecera si planeas ingerir estos medicamentos por más tiempo que sólo unos días, si es que estás tomando otro tipo de medicación a su vez.

Remedios naturales

Si bien muchas personas sólo dependen de los farmacéuticos para aliviar su dolor, otros dependen de los remedios naturales. Estos remedios no suelen estar evaluados, y ofrecen cierto alivio al dolor a varias personas. De acuerdo con Natural-HomeRemedies.com, los siguientes remedios caseros pueden ofrecer cierto alivio al dolor de articulaciones provocado por correr: bebes una cucharadita de cúrcuma (turmeric) disuelta en leche caliente, consumir 15 gramos de jugo de bathu al día, frotar la zona adolorida con vinagre o aceite de oliva caliente y comer varios plátanos.

Más galerías de fotos



Escrito por krista sheehan | Traducido por andrés marino ruiz