Remedios para el dolor de muelas para niños

El dolor de los dientes en los niños puede ser tan angustiante para los padres como para el niño. Un dolor de muelas persistente en un niño generalmente indica un problema que requiere atención profesional. Las causas más comunes son las caries y la enfermedad de las encías. El dolor de muelas a corto plazo puede también ocurrir con un golpe en los dientes, un pequeño rasguño en la boca o la comida atrapada entre los dientes. Los problemas de los senos paranasales, los oídos y la mandíbula también pueden causar dolor que se siente como un dolor de muelas. Los remedios caseros pueden ayudar a aliviar el dolor de muelas en niños, pero ve a tu dentista para un dolor de muelas que dura más de 24 horas.

Cepillo y seda

Cepilla suavemente los dientes y usa hilo dental a cada lado del diente dolorido para eliminar cualquier alimento que pueda estar metido entre los dientes. Si tu hijo tiene la edad suficiente para cepillarse y usar hilo dental por sí solo, permítele que lo haga mientras supervisas para asegurarte de que lo hace correctamente.

Enjuague de agua salada

Si tu hijo tiene edad suficiente para que "haga buches y escupa" un enjuague de agua salada, este puede ayudar a aliviar el dolor de muelas y reducir la inflamación alrededor del diente dolorido. Haz el enjuague añadiendo más o menos una media cucharadita de sal a una taza de agua tibia. Revuelve para disolver la sal. Asegúrate de que el enjuague no está demasiado caliente. Dale a tu hijo un sorbo de enjuague, dile que haga buches con éste en la boca, especialmente cerca del dolor de muelas. Pídele que haga buches durante aproximadamente 30 segundos y que luego escupa el enjuague en el fregadero. Puedes utilizar el enjuague de agua salada cada pocas horas si el dolor continúa. Sólo asegúrate de que tu hijo escupa la mezcla en lugar de tragarla.

Compresa fría

Envuelve una bolsa de hielo o una pequeña bolsa de verduras congeladas en una toalla. Sostén la bolsa de hielo en el área de dolor durante unos 15 o 20 minutos. Dependiendo del problema, una bolsa de hielo puede aumentar en lugar de aliviar el dolor de tu hijo. Si se queja, quita el paquete de hielo. Si el hielo proporciona un alivio, se puede usar cada pocas horas. Sólo asegúrate de que la piel se recalienta completamente entre aplicaciones. No coloques el hielo directamente sobre la piel o el diente doloroso.

Medicamentos de venta libre

Los medicamentos pueden aliviar temporalmente el dolor de muelas de tu hijo. El acetaminofeno (Tylenol) o ibuprofeno (Motrin, Advil) pueden ser administrados, bajo la dirección del médico de tu hijo. No le des aspirina a tu hijo a menos que sea indicado específicamente por el médico. La benzocaína (un anestésico local) puede aplicarse directamente al diente afectado, siguiendo las instrucciones del envase.

Advertencias

Busca atención médica de inmediato si tu hijo tiene fiebre con dolor de muelas, notas un abultamiento cerca del dolor de muelas, el dolor es severo o ha sufrido un fuerte golpe en la boca. Haz un seguimiento con el dentista de tu hijo por cualquier dolor de muelas que no desaparezca con 24 horas o que reaparece.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por maría j. caballero