Remedios caseros seguros para un niño con comezón en el cuero cabelludo

Un niño puede desarrollar picazón en el cuero cabelludo por varias razones, desde la dermatitis seborreica pediátrica hasta un champú que irrite la piel y las afecciones dermatológicas, tales como el eccema. La comezón en el cuero cabelludo puede provocar una irritación menor, o si no es tratada, puede conllevar serios problemas, tales como una dolorosa erupción o la aparición de úlceras abiertas. Algunas problemáticas puede ser tratadas con remedios caseros, pero un médico tendrá que evaluar una comezón o erupción persistente o severa.

Cambiar la rutina de baño

En ocasiones, un niño puede sufrir picazón en el cuero cabelludo debido a la irritación generada por el proceso de baño. Tanto lavar el cabello todo los días como usar agua caliente pueden causar irritación. El médico Jim Sears dice que solamente es necesario lavar el pelo de los niños aproximadamente una vez por semana y que un lavado más frecuente puede resecar el cuero cabelludo, provocando la aparición de la comezón. Cuando el cabello de un niño se enrede antes de que sea el momento de lavarlo, enjuaga el mismo con agua ligeramente tibia.

Cambiar de champú

Muchos champúes tienen ingredientes químicos fuertes que pueden resecar el cuero cabelludo; incluso aquellos diseñados para niños. Si un niño sufre de comezón en el cuero cabelludo, los padres pueden tratar de cambiar a un champú que esté especialmente diseñado para piel sensible. La American Academy of Dermatology recomienda escoger champúes que estén libres de fragancias y otros aditivos. Los padres deberán buscar productos de esta clase que sean especialmente formulados para niños, puesto que estos tienen la piel más sensible que los adultos y algunos champúes que pueden resultar suaves para los adultos, podrían causar irritación en los niños.

Cuidado delicado del cabello

Los padres pueden ayudar a minimizar la irritación en el cuero cabelludo poniendo en práctica un cuidado del cabello delicado. En lugar de estregar la cabellera con una toalla para secarla o utilizar un secador, los padres deberán secar el cabello oprimiendo una toalla contra la cabeza suavemente o permitir que se seque por acción del viento. Emplear un cepillo de cerdas suaves también puede ser más delicado para el cuero cabelludo que usar uno plástico o de cerdas duras.

Humectar el cuero cabelludo

Si la piel del cuero cabelludo se ha irritado, un buen humectante puede resultar reconfortante y aliviar la picazón. El aceite de oliva y el aceite para bebés son buenas opciones para los niños, puesto que estos productos son naturales y no irritarán el área circundante. Si hay costras o áreas escamosas en el cuero cabelludo, los padres pueden frotar un poco del aceite en dichas zonas para suavizarlas. El aceite de ser enjuagado completamente con champú después de unos cuantos minutos o el mismo puede provocar un sarpullido.

Más galerías de fotos



Escrito por maria magher | Traducido por jhonatan saldarriaga