Remedios caseros para la tos seca en los niños

La American Academy of Pediatrics desaliente el uso de medicamentos de venta libre para la tos, incluyendo los expectorantes y los supresores de la tos, para los niños menores a 6 años. Los medicamentos tienen el riesgo de provocar efectos secundarios graves en este grupo etario y tal vez no son eficaces para los niños pequeños. Si tu niño tiene una tos seca, hay algunos pasos que puedes seguir en casa para cuidarlo hasta que recupere la salud.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Sopa de pollo con ajo
  • Gotas para la tos
  • Vaporizador
  • Miel

Instrucciones

  1. Proporciona al niño mucho líquido para que beba. Esto puede humectar y aliviar la garganta adolorida e irritada.

  2. Alimenta al niño con una sopa de pollo que contenga ajo. El Dr. Dabid Becker, profesor clínico asistente del University of California, San Francisco, Department of Pediatrics, sugiere que esta combinación tiene propiedades antivirales y tu niño se sentirá mejor más rápido.

  3. Ofrece al niño gotas o pastillas para la tos, pero sólo si tiene más de tres años. Si se las proporcionas antes de esa edad, las gotas suponen el peligro de asfixia. Las pastillas que contienen zinc pueden reducir la duración de la enfermedad. Las que contienen mentol o eucalipto pueden ayudar a aliviar la tos seca.

  4. Humecta la garganta del niño y las fosas nasales poniéndolo en un baño con vapor o encendiendo un vaporizador. El humectante puede calmar la garganta seca y con picazón y puede reducir la tos.

  5. Da a tu niño una cucharadita de miel. Según el University of Maryland Medical Center, la miel es tan eficaz como los supresores de la tos de venta sin receta. Mezcla la miel en una taza de té herbario o de agua tibia.

  6. Llama al pediatra del niño si tienes dificultades para respirar, si tose con sangre, si tiene fiebre o si es menor a los tres meses de edad.

Consejos y advertencias

  • Estimula al niño para que descanse y coma alimentos nutritivos mientras está enfermo. Esto lo ayudará a sanarse más rápido.
  • Nunca le des miel a un bebé menor a un año. Esta puede contener esporas de botulismo, que los niños mayores y los adultos pueden manejar, pero no sucede los mismo con los bebés.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kulas | Traducido por alejandra prego