Remedios caseros para quitar olor de las axilas de la ropa

El sudor es perfectamente normal y es la forma que tiene el cuerpo de moderar la temperatura, pero el olor asociado con el mismo puede ser desagradable y vergonzante. Si has lavado la ropa y esta luce limpia e impecable pero aún contiene olor en las axilas, es el momento de probar una táctica nueva para restaurar el olor fresco y limpio de la ropa. Lava las prendas que tienen mal olor por separado para no transferirlo a las otras.

Aspirina y crema tártara

Una mezcla de aspirina y crema tártara puede ser un tratamiento eficaz para el olor persistente en las axilas. Mezcla tres aspirinas blancas sin cobertura en un tazón con una taza de agua tibia y una cucharada de crema tártara. Frota con un cepillo de dientes la pasta en la zona de las axilas en la ropa y permite que la mezcla permanezca en la prenda durante al menos 20 minutos. Lava en la forma usual. Repite hasta tres veces, en caso de ser necesario.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio a menudo puede neutralizar el olor causado por la transpiración. Haz una pasta con bicarbonato de sodio y agua tibia y luego frótala en la zona con problemas. Deja la pasta en la prenda durante 15 minutos o permite que permanezca durante toda la noche. Lava la prenda en la forma usual.

Sal

Prueba con una solución de sal para quitar el olor desagradable de las axilas de la ropa. Disuelve varias cucharas de sal de mesa en un cubo o en un tazón de agua tibia. Remoja la prenda afectada y luego lávala.

Vinagre

El vinagre es un poderoso neutralizador de olores y tal vez sea lo que necesitas para quitar el olor persistente. Llena la lavadora con agua y luego agrega 1/3 de taza de vinagre. Remoja la prenda durante al menos 10 minutos y luego lava en forma usual. En caso de ser necesario agrega 1/3 de taza de vinagre durante el ciclo de lavado.

Luz del sol

Cuelga las prendas recién lavadas al aire fresco y bajo la luz del sol en lugar de ponerlas en la lavadora. El mal olor puede ser difícil de quitar después de que el calor del secador ha asentado el olor en la prenda. No permitas que las prendas de colores permanezcan bajo la luz del sol demasiado tiempo, ya que esta puede desvanecer los colores.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por alejandra prego