Remedios caseros para una quemadura provocada por la cama solar

Las quemaduras de las camas solares se deben tratar de la misma forma que las quemaduras provocadas por el sol. Si bien provienen de fuentes diferentes, afectan tu cuerpo de la misma forma, afirma la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ( U.S. Food and Drug Administration). Es importante evitar broncearte en primer lugar ya que se ha demostrado que la exposición excesiva al sol y a las camas solares aumentan la posibilidad de desarrollar cáncer de piel, pero si has sufrido una quemadura, puedes escoger varios remedios caseros para aliviarte.

Compresas

Una compresa de agua fría puede proporcionarte alivio a la quemadura solar de acuerdo a la Agencia para la Administración de Cuidados de Salud de Florida (Florida Agency for Health Care Administration). También puedes crear compresas usando vinagre blanco, hamamelis, leche o una solución de agua fría y bicarbonato de sodio. Haz varias compresas con antelación, usando paños de aseo y guárdalas en bolsas de plástico en el refrigerador para obtener un alivio fresco en la zona. Para usarlas, coloca la compresa sobre la quemadura hasta que el efecto frío haya desaparecido. No frotes la piel con la compresa o la apliques sobre lesiones o ampollas, ya que al hacerlo puedes causar una infección, afirma la Escuela Médica de la Universidad de Washington (Washington University Medical School).

Baños especiales

Una ducha fría o un baño puede proporcionar alivio a las quemaduras y la Agencia para la Administración de Cuidados de Salud de Florida recomienda usar un humectante sin alcohol después de bañarte para mantener tu piel hidratada. También puedes tomar baños fríos o con agua tibia mezclando 2 tazas de vinagre o 2 onzas (56 gramos) de bicarbonato de sodio con el agua para proporcionarle un efecto refrescante adicional, afirma la Escuela Médica de la Universidad de Washington. El baño comercialmente preparado con productos de avena también puede ayudarte. Ten cuidado cuando agregas ingredientes al baño, especialmente si tienes heridas abiertas o la piel agrietada para reducir las posibilidades de una infección.

Otros remedios

El gel de aloe vera puro, aplicado sobre la quemadura solar no sólo alivia el ardor y la picazón sino que humecta la piel para estimular la curación. También puedes tomar ibuprofeno para el alivio del dolor y reducir la inflamación, según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. La quemadura solar deshidrata el cuerpo, por lo que debes asegurarte de beber mucho líquido. Lo más importante es proteger la quemadura del sol y evitar broncearte o usar una cama solar hasta que la piel se haya currado por completo para reducir el riesgo de que se produzcan cicatrices y contraer cáncer de piel.

Más galerías de fotos



Escrito por sophie stillwell | Traducido por alejandra prego