Remedios caseros para promover las evacuaciones regulares

Según los National Institutes of Health (NIH), cerca de cuatro millones de estadounidenses sufren de estreñimiento. El NIH define como irregularidad el hecho de tener menos de tres evacuaciones en un lapso de siete días. Algunas personas pueden tener ese número en un día, otras en un mes. Los NIH estiman que los estadounidenses también gastan alrededor de US$75 millones al año en laxantes para aliviar el estreñimiento. No tienes que recurrir al uso de laxantes sin receta médica, ya que pueden convertirse en un hábito. En su lugar, ajusta tu dieta, haz ejercicio y desarrolla un plan de manejo del estrés que sea realista para mantenerte regular.

Consume por lo menos 25 gramos de fibra dietética diariamente

Consume entre 25 y 30 gramos de fibra dietética al día, como recomienda el NIH, para promover las evacuaciones regulares. Tanto la fibra soluble, tal como se encuentra en los granos enteros, como el mijo, la avena, la quinoa y el arroz integral, como la fibra insoluble, del tipo que se encuentra en los tallos fibrosos del apio o las acelgas, proporcionan el tipo de fibra alimentaria que ayuda a mantener el tracto gastrointestinal limpio. Comer frutas frescas y secas, verduras, frutos secos, palomitas de maíz o galletas de arroz, proporciona una fibra dietética similar.

Bebe agua caliente con jugo de limón y té de hierbas para desintoxicarte

Comienza cada día virtiendo la mitad de un limón en una taza de agua hirviendo. Beber esto te ayudará a provocar la peristalsis, que es la acción que precede a la desintoxicación del colon. Si es posible, realiza esta rutina para que tu cuerpo se adapte a un horario regular. Sólo debe tomar una o dos semanas poder establecer hábitos regulares de desintoxicación de esta manera. Bebe infusiones de hierbas conocidas por ayuda a la limpieza del colon: senna, cáscara sagrada y espino. No crean dependencia, y generalmente beber una taza al día (o en la noche, antes de dormir) te dará alivio dentro de las seis o 12 horas siguientes.

Consume psilio y semilla de lino de tierra para mantenerte regular

Añade regularmente semillas de psilio y de lino de tierra a los alimentos para añadir fibra a granel para limpiar tus intestinos. Esto puede hacerse fácilmente: espolvorea una cucharada de cualquiera de ellos sobre cereales fríos, harina de avena o granola. Tanto el psilio como las semillas de lino de tierra pueden ser añadidos a casi cualquier receta de pan rápido, galletas, muffins, panqueques o waffles. Generalmente hay que añadir una cucharada de semillas a cada taza de harina. Este tipo de fibra dietética ayuda a formar heces suaves que promueven la regularidad.

Más galerías de fotos



Escrito por sava tang alcantara | Traducido por josé antonio palafox