Remedios caseros para la piel seca de las piernas

Tan vergonzoso como irritante, la piel seca puede afectar cualquier parte del cuerpo en cualquier momento. A menudo es el resultado del frío, del clima seco o de los jabones fuertes, la piel seca en las piernas puede hacer difícil llevar faldas o pantalones cortos sin que todo el mundo se dé cuenta del problema. Si la piel seca se ha convertido en un problema y tus piernas están sufriendo a causa de ello, es hora de tomar medidas para remediarlo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Avena coloidal
  • Jabón humectante
  • Loción humectante al aceite

Instrucciones

  1. Toma un baño de avena un par de veces a la semana para ayudar a suavizar la piel. Agrega dos tazas de avena coloidal a la bañera llena de agua caliente antes de meterte para remojarte durante 20 a 30 minutos.

  2. Báñate solamente tan a menudo como necesites, ya que el agua quita los aceites naturales de la piel. Usa agua tibia ya que el agua caliente puede acelerar el proceso de secado. Utiliza un jabón hidratante que no contenga alcohol o fragancias. Mantén el baño corto y enjuágate bien. Seca tus piernas con palmadas suaves con una toalla absorbente y blanda para no irritar la piel.

  3. Aplica una loción humectante en tus piernas luego del baño y varias veces al día para ayudar a restaurar la humedad de la piel. Usa una loción espesa al aceite.

  4. Humedece el aire de tu hogar con un humidificador. Coloca el humidificador en tu dormitorio a la noche mientras duermes para evitar que el aire se empiece a secar y seque más tu piel.

  5. Evita usar lana u otros materiales que raspen tus piernas, lo cual puede irritar la piel. Opta por materiales más blandos y suaves, como algodón, el cual permite que tu piel respire.

Consejos y advertencias

  • Mantén tu cuerpo hidratado pata prevenir que la piel seca empeore. Aumenta la ingesta diaria de agua y reduce la cafeína y el alcohol, los cuales pueden deshidratarte.
  • Consulta con tu médico si experimentas enrojecimiento, hinchazón o grietas dolorosas en la piel. También ve al doctor o al dermatólogo si tus esfuerzos no resultan la primera semana, así el profesional puede descartar cualquier posible condición médica subyacente.

Más galerías de fotos



Escrito por melynda sorrels | Traducido por marcela carniglia