Remedios caseros para bajar de peso en tus caderas

El exceso de peso en las caderas es un problema para muchas personas, especialmente para las mujeres. Aunque tal vez estés ansioso para perder la grasa alrededor de tus caderas, reducir la grasa en una sola parte del cuerpo no es posible. Concéntrate en adoptar hábitos saludables en casa para eliminar todo el exceso de grasa. Perder la grasa de todo tu cuerpo te ayuda a perder peso en tus caderas. Una dieta balanceada, ejercicio regular y mucha agua proporcionan una manera efectiva para minimizar tus caderas.

Desayuna

Comer un desayuno balanceado en casa cada mañana te ayuda a elegir alimentos saludables durante el día. Prepara un desayuno saludable en casa para evitar comprar una dona de camino al trabajo. Tomarse el tiempo para comer el desayuno cada mañana también activa tu metabolismo y te ayuda a evitar a comer en exceso durante el día. Trata de comer alrededor de 400 a 500 calorías en el desayuno. Por ejemplo, come una tasa de cereal de grano entero con bayas y una tasa de leche baja en grasa.

Consume una dieta balanceada

Reducir tu ingesta de grasa y calorías es esencial para perder peso. Los alimentos grasosos contienen más calorías, sodio y grasa que se añaden al peso de tus caderas. Comer alimentos integrales, como productos orgánicos, proteínas magras, granos enteros y alimentos lácteos bajos en grasa o sin grasa, proporcionan a tu cuerpo los nutrientes necesarios y menos calorías que los alimentos procesados, la comida rápida o la chatarra. Mantén tu refrigerador y despensa llena de alimentos saludables en lugar de alimentos procesados para ayudarte a reducir las calorías innecesarias. Preparar comidas en casa te permite controlar las calorías, la grasas y el contenido de sodio. Comer en casa en lugar de un restaurante también significa que es más probable que consumas alimentos frescos con menos aditivos. Lleva un registro de la cantidad de calorías que comes cada día para asegurarte que no comas más calorías de las que quemas.

Haz ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico quema un número significativo de calorías por hora. Las actividades como correr queman calorías y modelan tus caderas. El Colegio Americano de Medicina Deportiva recomienda 30 minutos de ejercicio cinco o más días por semana. Si estás buscando perder peso, sin embargo, tal vez necesites ejercitarte durante 60 o 90 minutos para ver resultados. No necesitas tener la membresía de un gimnasio o un equipo de lujo para quemar calorías. Muchas actividades se pueden realizar dentro y alrededor de tu casa. Trotar o caminar alrededor de tu vecindario, subir escaleras si las tienes o reproducir un DVD de kickboxing en tu sala de estar para un entrenamiento intenso para quemar calorías te ayuden a quemar grasa en la parte baja del cuerpo. Simplemente reproducir música y bailar alrededor de la casa es otra manera efectiva para quemar calorías.

Entrenamiento de fuerza

Muchos ejercicios de fuerza, como las sentadillas (squats) y estocadas (lunges), se concentran en la parte baja del cuerpo, incluyendo tus caderas. La mayoría de estos ejercicios se realizan con el peso del cuerpo, lo que significa que pueden hacerse en casa sin ningún equipo. Elige una área de tu casa que te permita moverte con facilidad. Intenta estocadas regulares, estocadas caminando y estocadas saltando para un intenso ejercicio de piernas. Las estocadas regulares, las estocadas con una pierna y las estocadas con salto utilizan los músculos grandes en tus piernas y glúteos, los cuales queman más calorías. Realiza ejercicios para la parte baja del cuerpo además de ejercicios que se concentren en la parte superior del cuerpo y el torso, tales como las flexiones y abdominales, para aumentar la masa muscular. Realiza los ejercicios de fuerza por lo menos dos veces a la semana. Puedes añadirle dificultad a tu rutina comprando o pidiendo prestado un juego de pesas de mano para uso casero.

Mantente hidratado

El agua ayuda a eliminar las toxinas de tu cuerpo, mientras que se hidratan tus músculos y órganos. Bebe mucha agua durante el día, especialmente antes, durante y después del entrenamiento. Consume al menos 64 oz. de agua por día, más si te ejercitas por más de una hora. Llena una botella de 32 oz. en casa y ponte como objetivo rellenarla por lo menos una vez al día.

Más galerías de fotos



Escrito por adrienne weeks | Traducido por karly silva