Remedios caseros para la curación del liquen simple crónico

Escrito por Susan Brassard
El liquen simple crónico es un desagradable trastorno de la piel que es difícil de superar.
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

El liquen simple crónico, también conocido como neurodermatitis, es una enfermedad de la piel caracterizada por picor, con escamas que se pueden desarrollar en un área engrosada o una lesión en la piel que no sana. La condición se agrava por un rascado crónico y por el roce de la zona afectada. Aunque el tratamiento convencional de liquen simple crónico con frecuencia incorpora lociones tópicas, antihistamínicos y cremas de cortisona, si prefieres un enfoque natural, la hierba borraja puede ayudarte a aliviar los síntomas. La borraja está disponible en forma de cápsulas y líquido, y como una hierba seca. El aceite de borraja se obtiene de la semilla de la borraja y es una fuente de GLA, un ácido graso omega-6 conocido por combatir la inflamación. Si tienes un área de la piel que está crónicamente irritada, busca el consejo de tu médico de cabecera o dermatólogo antes de automedicarte con cualquier remedio de hierbas.

Remoja 1/2 taza de hojas secas de borraja en 2 tazas de agua hervida y destilada. Espera a que la mezcla se enfríe y déjala por varias horas o durante la noche. Cuela las hojas del líquido a través de la gasa y usa la infusión como un lavado para la piel sensible e inflamada.

Perfora una cápsula de aceite de semillas de borraja con la punta de un cuchillo afilado o un alfiler. Aplica el contenido de la cápsula en la zona afectada y cubre con un vendaje suave. A pesar de que todavía serás capaz de rasguñar tu piel a través de la venda, su presencia te recordará que debes abstenerte de esto tanto como sea posible.

Diluye una taza de jugo de borrajas con una taza de agua destilada. Sumerge un paño suave y limpio en el líquido, escúrrelo y aplícalo como compresa sobre la piel irritada.

Consejo

Consulta con tu médico o herbolario y pregúntale si un suplemento diario de aceite de borraja ayudaría a mejorar tu condición.

Usa una lima de cartón fino para mantener tus uñas lisas y ayudar a prevenir un daño a mayor a tu piel.

Haz una cita con un hipnotizador y pide aprender autohipnosis. La meditación y el proceso de relajación pueden ayudarte a relajar, aliviar la picazón y a superar el deseo de rascarte la piel.