Remedios caseros para manos sudorosas

Las manos sudorosas fastidian a muchas personas, ya sea durante momentos de extremo estrés o diariamente. En casos severos, puedes considerar cirugía, inyecciones de Bótox o algunos equipos que utilizan corrientes eléctricas para encarar el problema. Pero para conseguir un remedio casero gratis o de bajo costo para las manos sudorosas busca en la alacena de tu cocina o jardín productos que contraigan los poros de tus palmas y reducen la sudoración, o los que tienen propiedades absorbentes. Consulta primero con tu médico para que descarte cualquier problema serie que podría estar causando tus manos sudorosas.

Inmersión de té

Las taninas presentes en los saquitos de té pueden tener la suficiente astringencia como para hacer que tus palmas dejen de sudar, según The People's Pharmacy, un sitio web y columna de periódico. Los productos astringentes contraen los poros y reducen la sudoración. En una cuenta grande, que resista el calor, haz un gran lote de té negro común con cinco saquitos de té y 1 litro de agua. Quita los saquitos después de remojarlos por cinco minutos. Sumerge tus manos en el líquido frío por hasta media hora cada noche. Para un tratamiento más portátil, simplemente ten un saquito de té húmedo en cada mano por al menos una vez al día.

Antitranspirantes

Utiliza antitranspirante a bolilla en tus manos así como también bajo tus brazos. Utiliza un producto sólido, en lugar de uno con rociador, y asegúrate de que la etiqueta especifique que se seca de forma transparente. Además, la etiqueta deberá indicar que el producto es antitranspirante, que previene la sudoración en lugar de simplemente ser desodorante, que sólo controla el olor. La lista de ingredientes deberá incluir aluminio clorohidrato.

Alcohol para frotar

Como el té, el alcohol para frotar es un líquido astringente. Antes de ir a algún lado donde las manos sudorosas son un problema, limpia tus manos con una bola de algodón o una gaza limpia que hayas sumergido en alcohol para frotar. Evita utilizar este producto diariamente porque podría secar demasiado tus manos.

Olmo escocés

Utiliza olmo escocés, un extracto natural astringente proveniente del árbo, de la misma forma que se describe en la sección del alcohol para frotar. Busca frascos plásticos pequeños de almohadillas de olmo escocés para que, además, sea fácil de transportar.

Agua fría

El agua fría en sí misma es un astringente, aunque sus efectos se pueden ir más rápidamente que los de otros tratamientos. Según "Symtomos: Their Causes ande Cures" de libro "Prevention Health Books", sumergir por 30 minutos las manos en agua fría puede evitar el sudor de las palmas por hasta tres horas.

Polvo

El talco en polvo, fécula de maíz, bicarbonato de sodio y otros materiales en polvo absorbentes pueden ser útiles para absorber el sudor liviano. Si regularmente generas mucho sudor, evita este tratamiento ya que el material se hará pesado y causará una mayor irritación y fealdad en la piel. La herbalista Jeanne Rose recomienda utilizar hiervas en polvo que tengan propiedades astringentes o desodorizantes, ya sea solas o mezcladas con talco, bicarbonato o bórax. Entre las hierbas en polvo secas sugiere salvia (sage), cáscaras de limón (lemon) y naranja, lavanda, corteza de sauce, pétalos de rosa y incienso.

Más galerías de fotos



Escrito por ellen douglas | Traducido por aldana avale