Remedios caseros para el mal aliento en los niños

El mal aliento o la halitosis en los niños a menudo es el resultado de bacterias acumulándose entre los dientes o detrás de la lengua. En otros casos, ciertas comidas que tu hijo consume, condiciones de los senos paranasales, mala higiene dental o una condición médica subyacente puede ser el culpable. Si la halitosis persiste después de las técnicas de auto cuidado descritas a continuación, busca atención médica. Antes de utilizar cualquiera de estos remedios caseros consulta con tu médico para discutir cualquier riesgo potencial.

Hidratación

Una boca seca disminuye la producción de saliva, la cual juega un papel importante en deshacerse de las partículas de comida y bacterias en la boca de un niño. Alienta a tu hijo a beber más agua, y si es mayor quizá puedas sugerirle que mastique goma de mascar sin azúcar o que consuma un dulce sin azúcar para estimular la saliva y ayudar a reducir o eliminar la boca seca. Se sugiere evitar las bebidas con gas, ya que pueden dejar residuo de olor si se adjuntan a la placa en la boca de un niño.

Cepillado de lengua

El Dr. Eric Shapira, un dentista en El Granada, California, y profesor de asistencia clínica de University of the Pacific School of Dentistry in San Francisco, California, sugiere cepillar la lengua mientas cepillas tus dientes. La lengua tiene proyecciones parecidas a vellos que pueden albergar placa y bacterias de las cosas que consumes. Shapira indica que cepillar la parte superior de la lengua con un cepillo dental ayudará a remover la comida y las bacterias de la lengua que puedan causar mal aliento. Enseñarle a tu hijo las técnicas correctas de cepillado de dientes y lengua en su rutina puede ayudar a reducir el mal aliento.

Gárgaras

Hacer gárgaras con extractos naturales de salvia (sage), caléndula y goma de mirra en partes iguales es una manera de combatir el mal aliento y puede utilizarse hasta cuatro veces al día en niños mayores, de acuerdo con el Dr. Jerry F. Taintor, un endodoncista en Memphis Tennessee. Mantén el enjuague bucal casero en un frasco bien sellado a temperatura ambiente. Al principio, a tu hijo quizá no le guste el olor o el sabor de las gárgaras, pero el deseo de aliento fresco puede superar este inconveniente. Además, Taintor sugiere que si tu hijo no puede cepillar sus dientes o utilizar enjuague bucal después de una comida que pruebe hacer gárgaras simplemente con un poco de agua después de comer o por lo menos pasarse agua alrededor de la boca para lavar las partículas de comida para poder ayudar a disminuir el olor de la boca.

Perejil

Comer una pieza de perejil (parsley) después de las comidas o agregarlo a las comidas es una manera natural de ayudar a neutralizar el mal aliento. El perejil es un antiséptico suave y ayuda en el proceso de la digestión mientras reduce los gases naturales que pueden contribuir con la halitosis, de acuerdo con el sitio web GrannyMed. Sin embargo, consumir perejil en grandes cantidades puede causar daño en el hígado y los riñones, así que consulta con tu médico antes de utilizarlo.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es popular en los remedios caseros, incluyendo aquellos para reducir o eliminar el mal aliento. Puedes diluir 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua y hacer que tu hijo lo beba antes de consumir una comida o hacer gárgaras con la solución por 10 segundos después de la comida, de acuerdo con el sitio web GrannyMed. El vinagre de sidra de manzana tiene propiedades antibacterianas y ayuda con la digestión, pero hay información limitada acerca de cómo funciona como refrescante del aliento. Consumir grandes cantidad de vinagre de sidra de manzana puede dañar el esmalte de los dientes, el esófago y el tejido suave en el cuerpo, así que consulta a un profesional médico antes de utilizarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn russell-delucas | Traducido por alejandra rojas