Remedios caseros para las llagas en la boca

Enfermedades, medicaciones, dispositivos dentales y aún la dieta pueden causar llagas en la boca, o aftas, tanto en el interior como en el exterior de la cavidad bucal. Algunos tipos de aftas se tratan con analgésicos, si bien existe una cantidad de remedios caseros que puedes practicar en casa con el fin de aliviar el dolor o la irritación de una llaga bucal. Los ajustes en la dieta y en el estilo de vida pueden ayudar a mejorar la afección. Preparar pastas y enjuagues bucales a partir de productos naturales también pueden resultar buenos remedios caseros para probar en el caso de padecer aftas. La American Academy of Otolaryngology sugiere que consultes con tu médico acerca de una llaga que permanezca durante más de dos semanas luego de iniciado el auto-tratamiento.

Ajustes en la dieta


Las bebidas frías pueden aliviar la incomodidad.

Ajustar tu dieta con el fin de evitar alimentos que exacerben las llagas, e incluir otros más saludables y naturales, puede resultar un remedio casero efectivo para las aftas localizadas en el recubrimiento de la boca, así como también del herpes labial que suele aparecer cerca de los labios. Los alimentos muy condimentados o salados pueden incrementar la irritación de las llagas abiertas; recuerda el dicho "verter sal en una herida". Los alimentos que están a una temperatura elevada, además de especiados en exceso, también pueden provocar más dolor. El National Institutes of Health (NIH), sugiere seguir una dieta que incluya alimentos fríos tales como paletas congeladas y agua fría. Incluso, una gárgara de agua fría antes de tragar podría aliviar la incomodidad en cierta medida.

Pasta para las aftas


Aplica la pasta de bicarbonato con hisopos de algodón.

Una pasta preparada con bicarbonato de sodio y agua constituye un remedio natural que puede aliviar el ardor de las aftas bucales, y se hace a partir de ingredientes que, en general, la mayor parte de las personas almacenan en sus hogares. La proporción entre el agua y el bicarbonato variará según el número de aftas que trates al mismo tiempo; sin embargo, la pasta debería quedar relativamente delgada como para facilitar su aplicación sobre la llaga. Los hisopos de algodón resultan ideales para aplicar la pasta sobre la llaga, ya que un movimiento suave minimizará la irritación durante la práctica. La pasta se endurece y forma una barrera protectora entre la llaga y las encías, dientes o dispositivos dentales que puedan provocar la afección.

Enjuague bucal


Prepara un enjuague bucal con árnica.

Enjuagar la boca con un líquido herbal preparado con árnica puede aliviar las aftas bucales sin necesidad de una consulta médica inicial. El árnica es una planta que se utiliza como tratamiento tópico para los hematomas y la inflamación en la piel, de acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland; no debe ingerirse por vía oral, debido a la posibilidad de sufrir efectos colaterales graves. De todos modos, usar una mezcla diluida de una parte de tintura líquida de árnica cada 10 partes iguales de agua, y realizar un enjuague bucal con el preparado, puede ejercer un efecto beneficioso sobre las aftas. Ten cuidado de no tragar el enjuague; descártalo luego de haberlo utilizado.

Cambios en el estilo de vida


Una higiene bucal adecuada puede ayudar a prevenir el problema.

Si sufres de aftas dolorosas de manera frecuente, realizar algunos cambios en el estilo de vida puede ayudar a reducir la incidencia de la afección. La American Academy of Otolaryngology explica que ciertos aspectos de las vidas de las personas podrían causar aftas, incluyendo fumar, estar bajo demasiado estrés y una higiene dental inadecuada. Cepillarte los dientes y pasar el hilo dental de manera cotidiana con el fin de remover las bacterias que pueden causar infecciones y llagas, constituye una parte importante en la prevención de aftas, además de ayudar a que sanen con mayor rapidez.

Más galerías de fotos



Escrito por erica roth | Traducido por sofia elvira rienti