Remedios caseros para hacer un exfoliante corporal con aceite de coco.

El aceite de coco, usualmente asociado con la cocina, puede también actuar como un humectante extremadamente efectivo y como exfoliador. De acuerdo con el "Huffington Post", la mayoría de los humectantes comerciales contienen agua e ingredientes a base de petróleo, lo cuál seca la piel. En contraste, el aceite de coco ayuda a remover las células muertas que haces que la piel esté áspera y escamosa, y provee humectación natural y profunda. Esto lo hace un ingrediente ideal para hacer un exfoliante corporal que remueve la piel muerta y mantenga tus poros hidratados.

Propiedades del aceite de coco

De acuerdo con los expertos de la salud en Gnet, el aceite de coco es el mejor remedio para la piel todo-en-uno. Es humectante, multivitamínico, multi-nutriente, antibiótico, anti-edad, anti-oxidante y nutre tu piel de manera natural. El aceite de coco se derrite con la temperatura del cuerpo, para poderse absorber en tu piel y no tapa los poros ya que su forma es líquida. También actúa como emoliente, lo cuál significa que incrementa los niveles de lípidos de la superficie cutánea, y hace que tu piel sea más lisa y suave.

Exfoliantes corporales de aceite de coco y azúcar

Combinar aceite de coco con azúcar blanca o morena es la manera más simple de hacer un exfoliante corporal casero. Los cristales del azúcar pulen la piel seca y muerta que ha quedado escamada en la superficie cutánea. El azúcar también contiene ácido glicólico, el cuál puede ayudar a soltar las células muertas mientras que simultáneamente cura las células dañadas.

Exfoliantes corporales de aceite de coco y sal

Los exfoliantes de sal también pueden hacerse con aceite de coco, y son particularmente efectivos en pieles grasas ya que ayudan a remover el exceso de grasa natural de la piel. Es mejor utilizar sal marina auténtica en un exfoliante para que los minerales contenidos en la sal ayuden a nutrir la piel. La sal no debe ser muy gruesa, pero tampoco muy fina, para que la exfoliación no sea muy brusca pero que si desprenda la piel muerta cuando se aplique.

Añadir aceites esenciales y esencias

Añadir ingredientes, que se adecuen a las necesidades de tu piel y provean aromaterapia, pueden hacer que un exfoliante corporal casero sea más efectivo y placentero. Los aceites de hierba de limón y del árbol de té tienes efectos de suavidad y son ideales para pieles grasas o con acné, porque ayudan a matar bacterias y secan la piel excesivamente grasosa. La miel y la vitamina e son ideales para la piel seca, y el ginseng y el té verde tienen propiedades calmantes y relajantes. Combinar los aceites cítricos o mentolados en un exfoliante corporal casero puede tener efectos reanimantes y rejuvenecedores en la piel.

Más galerías de fotos



Escrito por leena oijala | Traducido por anabel vazquez