Remedios caseros para las espinillas

Las espinillas también conocidas como comedones abiertos, salen cuando los poros del folículo capilar son obstruidos con bacterias, grasa o células de piel muerta. Debido a que el folículo abre la superficie de la piel, se refleja la luz de manera irregular y se torna negra, lo cual no significa que haya suciedad. Algunos de los remedios caseros ayudan a destapar los poros obstruidos para que la grasa y las bacterias puedan ser removidas. Si las espinillas empeoran o no mejoran después de algunas semanas de usar los remedios caseros debes consultar a tu médico o a un dermatólogo para que te proporcione tratamiento médico.

Piel de naranja

Según Roshni Dayal en su libro "Natural Beauty Secrets from India", dice que la piel de naranja pelada limpia los poros, lo cuál también ayuda a eliminar las espinillas. Debes combinar 2 cucharadas de ralladura fresca de naranja con 3 cucharadas de yogur natural para hacer una pasta espesa. Aplica la mezcla a la piel usando movimientos circulares para exfoliar y destapar los poros. Después de hacerlo durante cinco minutos debes enjuagar con agua tibia para obtener buenos resultados. Si es necesario repite el proceso diariamente. Si notas que tu piel hormiguea, entonces es un indicador que el tratamiento está funcionando.

Jugo de limón con vinagre

Según lo menciona una revista de Reader's Digest Association, tanto el limón como el vinagre contienen ácidos que pueden ayudar a drenar los poros y eliminar las espinillas. Remoja un poco de algodón en una mezcla de vinagre y jugo de limón y frótalo en el área afectada de una a dos veces por día. Deja qué haga efecto por cinco minutos y enjuaga con agua fría; después aplica crema hidratante que no contenga alcohol. En el tratamiento, el jugo de limón y el vinagre pueden utilizarse solos en caso de ser necesario.

Harina de maíz

La autora del libro Jude´s Herbal Home Remedies, recomienda el uso de mascarillas faciales para remover y prevenir espinillas, ya que esta harina exfolia la piel, limpia poros obstruidos y elimina espinillas. Mezcla dos partes de harina de maíz con una de agua para hacer una pasta espesa. Masajea con mezcla en la área afectada por cinco minutos; usa movimientos circulares con las puntas de tus dedos. Enjuaga con agua fría o tibia y aplica algo de crema hidratante. Repite el proceso diariamente si lo consideras necesario.

Yodo y sulfato de magnesio

La explicación que Diane Irons nos da en su libro Beauty Secrets, dice que la mezcla de yodo y sulfato de magnesio afloja las espinillas y las vuelve más fáciles de quitar. Añade una cucharadita de sulfato de magnesio y 3 gotas de yodo en 1/4 de agua hirviendo. Deja que la mezcla se enfríe hasta que la puedas tocar y no quemarte, sumerge una bola de algodón en el líquido. Aplica directamente sobre las espinillas y deja que haga efecto durante 5 minutos. Exprime la espinilla desde el poro usando una gasa estéril. Si la espinilla no sale con facilidad, repite el proceso al día siguiente. Es importante recordar que no debes forzar al exprimir, ya que puedes causar mayor irritación, inflamación y que se torne de color rojo.

Más galerías de fotos



Escrito por willow sidhe | Traducido por edgar hernandez