Remedios caseros para el dolor de los pezones por amamantar

Si bien la lactancia materna no debería causar dolor, hay mujeres que tienen los pezones agrietados, sangrantes o adoloridos. Esta condición probablemente se produce en la adaptación al alimentar al bebé o a una posición inadecuada y ambas se pueden corregir. Mientras tanto, necesitas un poco de alivio para los pezones adoloridos.

Técnica para amamantar

Para aliviar y prevenir el dolor en los pezones, coloca correctamente al bebé cuando lo amamantas. Usa almohadas, en caso de ser necesario, para corregir la posición. Sus labios deben estar planos sobre el seno y hacia afuera, mientras la barbilla presiona la mama. Si lo alimentas primero del lado que te duele menos, podrás cambiarlo al pecho adolorido durante la salida de la leche para aliviar la presión y el bebé no de alimentará tanto rato en ese lado. Coloca tus dedos entre sus labios para detener la succión antes de quitarlo del seno, para evitar que coloque el pezón adolorido entre sus labios.

Humectación

Cuando los pezones se secan, pueden agrietarse, lo que causa dolor. Mantenlos humectados tomando una pequeña cantidad de leche materna y aplícala sobre los pezones después de amamantar. Espera a que se sequen al aire luego de darle la leche al bebé y evita lavarlos a menudo, ya que el agua puede resecarlos. Aplica lanolina de grano médico para ayudar a que los senos agrietados se curen más rápido, pero debes lavarla antes de volver a alimentar al bebé, según FamilyDoctor.org.

Calor

Al colocar una compresa tibia sobre los pezones adoloridos antes de amamantar al bebé los aliviarás. Puedes hacerlo colocando un paño de aseo humedecido con agua tibia sobre los senos. Alternativamente, puedes poner los pezones en remojo con agua tibia mientras tomas un baño, o dejar correr el agua sobre los mismos en la ducha.

Advertencias y sugerencias

Si experimentas un dolor severo, consulta a tu médico acerca de la posibilidad de tomar un analgésico de venta libre para aliviarlo. Si el profesional te lo permite, toma un analgésico 30 minutos antes de amamantar al bebé para encontrar un mayor alivio. Si tus senos tienen una secreción espesa, amarillenta, es posible que tengas una infección, por lo que debes consultar al médico para recibir un tratamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por sommer leigh | Traducido por alejandra prego