Remedios caseros para bebés con el cabello seco

Los bebés pueden tener el cabello seco por muchas razones diferentes, incluyendo el exceso de champú y la costra láctea. Independientemente de la causa, el resultado es el mismo: cabello seco, quebradizo y difícil de manejar, que también puede hacer que el cuero cabelludo sienta picor y resequedad. Tratar el cabello seco de tu bebé en casa te da una alternativa suave y rentable a los productos químicos agresivos que a menudo se encuentran en los tratamientos comprados en la tienda.

Aceites naturales y hierbas

El aceite de oliva, de almendras y de albaricoque son absorbentes e hidratan el cabello sin dejar sensación grasosa. Después de lavar el cabello de tu bebé, frota una pequeña cantidad de aceite en el pelo y el cuero cabelludo. Para beneficios adicionales y un aroma fresco, haz una infusión de aceite de romero o lavanda agregando las hierbas al el aceite y calentándolo suavemente durante 20 minutos. Deja enfriar completamente antes de aplicarlo a la cabeza de tu bebé, o deja que repose a temperatura ambiente durante una semana antes de usarlo.

Acondicionador de cabello casero

En un tazón pequeño, bate tres claras de huevo, 2 cucharadas de aceite de oliva y 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana. Antes de lavar el cabello del bebé, aplica la mezcla en el pelo y deja que repose durante 30 minutos si el niño lo tolera, a continuación, lávela. Evita que la mezcla entre en los ojos del bebé. Alternativamente, puedes utilizar una mayonesa preparada y lograr resultados similares.

Atención médica de rutina para la prevención

A diferencia de los niños mayores y adultos, el cabello de tu bebé no necesita ser lavado todos los días. Trata de hacerlo una vez a la semana y sólo usa un champú suave para bebés. Nunca uses los productos para adultos. Limpia el cabello de tu bebé con un paño suave y húmedo entre lavados para quitar saliva y derrames, según sea necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por gabrielle morgan | Traducido por natalia pérez